Ingredientes

  • 6 claras de huevo
  • 300 gr. de azúcar glas
  • Una pizca de sal
  • Un chorrito de limón

Consejos: Para completar la presentación del plato acompaña prepara o compra mermelada de fresa o frutos rojos, para pintar los huesos como si fuera sangre. Dará un toque de miedo a la fiesta de Halloween de los niños.

Preparación de los huesos de merengue:

  1. Precalienta el horno a temperatura media (unos 100º). Forra las bandejas que vayas a utilizar con papel para horno.
  2. Montar las claras con el azúcar, incorporando una pizca de sal o limón para que sea más fácil. Batir durante 10-15 minutos (depende de la potencia de la batidora), hasta que queden firmes y no se vuelquen al girar el bol.
  3. Ir echando el merengue en una manga pastelera que tenga una boquilla grande. Ayudándonos de ella, formar los huesos sobre el papel de hornear, intentando que sea un movimiento continuado para que no se parta.
  4. Introducir la bandeja en el horno y dejar a la misma temperatura durante una 1 hora u hora y media aproximadamente,  hasta que estén secos y tengan color mate por fuera.