Cierta prensa internacional lo deja caer. Los rumores no son noticia, pero a veces antesala. Nada de "vacaciones" forzosas, sino  tramites diplomáticos oficiosos. El emérito Cazaelefantes ansiaría, tal vez, vengarse del gobierno de Cum Fraude.

Pirrileras en Moncloa

El ciudadano Juan Carlos –tras cuatro decenios al frente de la Jefatura del Estado- estaría aprovechando toda la información que acumula y sabe, además de sus significativísimos contactos internacionales, para allegar información jodida contra algunos ministros del ilegítimo gobierno y contra los partidos que lo sostienen, Psoe y Podemos y otros como Bildu, rematando unos informes contra el Gobierno de Sánchez que verían la luz durante los próximos meses, apropiadamente filtrados, por terceras personas, y que serían devastadores para Moncloa. En Moncloa – y más en Galapagar-  los imagino comprando dodotis, dada la sobreabundancia de pirrileras.

Y por supuesto, los contactos del Bonachón de los Cojones con Donald Trump, con quien habría compartido información encauzada a vincular a la Podemia con el narcotráfico internacional en armonía con las informaciones provenientes de la fiscalía useña acerca de las investigaciones que se están llevando a cabo sobre el vínculo e implicación tanto de Podemos como del PSOE con narcoestados como el venezolano o el boliviano. O el argentino, obvio.

Barajas, mon amour

Ains, Barajas. Barajas y la visitadora Delcy, el anfitrión Ábalos y las cuarenta - como los randas de Alí Baba- maletitas (¿desbordadas de oro?). Cuestión crucial que lleva tiempo indagando la DEA, la agencia useña contra el narco. Si se confirma todo esto, voy a pensar que un rey sirve para algo. Incluso el siniestro Cazaelefantes.