¿Dónde quedaron las investigaciones de las efectistas balas de CETME, las recibidas por el miserable Marlasca y otros tantos durante la campaña electoral de Madrid que coparon los informativos? ¿Dónde, malparidos de la mala prensa, peor radio e inmunda televisión?¿Dónde la protesta por la escalada del precio de la luz en un 200% cuando se crucificaba a Rajoy por un 8%? ¿Dónde hijos de mala madre? Callados como putas, ellos y ellas, "periolistos" y "periolistas" callados para ejercer como lo que son, "rameros" y rameras de esta nueva Babilonia indecente. Encadenan mentira tras mentira y aquí no pasa nada. Qué bajo ha caído la dignidad de un histórico pueblo cuyas valientes Memorias, las verdaderas, no las democráticas de trileros nauseabundos, se han diluido en la complacencia y la resignación. España es presa fácil de las barreduras ideológicas de una chusma consentida que lo ha infectado todo. 
 
No por verles una y otra vez el ridículo plumero de lo patético, la farsante esencia de sus pútridas existencias con actitudes de parásitos, esta pandilla de inútiles amancebados va a renunciar a sus teatreros montajes con ataques sucesivos a una ficticia ultraderecha. El negocio está montado en torno al teatro de la provocación y la intoxicación mientras haya ignorancia que alimentar con el rencor de una indignación artificiosa para airar al rebaño: el numeroso y organizado que mama de la teta sanchista a través de un entramado de chiringuitos montados y abastecidos con la dilapidación de los recursos públicos. Las cadenas de televisión y digitales que aceptaron un auténtico salario del mal quedan en evidencia constante, así como identificada la gentualla nauseabunda que convierte la comunicación en instrumento tóxico al servicio de la cloaca monclovita, ahí donde hiede concentrada, con tan singular peste, esta pandilla basura comandada por el doctor cum fraude aborrecido en toda España. Arreciarán los montajes de agresiones homófobas, el racismo, la violencia de género, la intolerancia del "fascismo" que amenaza el progresismo, pretextos inventados a medida que las encuestas, con Tezanos a posible recaudo judicial, se decanten por expulsar taxativamente a esta banda de forajidos que se ha sostenido mediante la trampa, el engaño, la estafa, la amenaza, la compra con dinero público de voluntades rastreras; los decretos leyes autoritarios aprovechando una pandemia, la creación de burdas tramas, el chantaje institucional y la ruina generalizada con el implícito objetivo de finiquitar el Estado del bienestar. 
 
Durante décadas no pudieron evitar la alternancia política que pretenden destruir para eternizarse estos delincuentes profesionales del socialismo, cuyo máximo exponente de corrupción, por no decir muchos otros, está en la anterior Junta de Andalucía. Asesorados desde el 11-M y el "quién ha sido" por profesionales de la delincuencia con apariencia de lid política que se originó en un rimero de voluptuosa mierda complutense, los engañadores se han crecido dispuestos a dinamitar, por intereses sectarios y tabernarios, lo que durante tantas décadas costó construir en España. Entonces no les funcionó a estos tramposos de baja estofa las ridículas y afamadas ferocidades de los Doberman que ahora son convertidos en pistolas con las marcas PP y VOX ilustrando un artículo mediocre y de intención incendiaria de un mamarracho que debería estar penando sus constantes embestidas contra nuestra democracia y el asesinato por sedación de nuestros seres queridos con la eutanasia encubierta que se practicó contra decenas de miles de inocentes. 
 
¿Rameras al servicio de un muy sospechoso de ser trepa de saunas gay? Lo propio. Son muchos los financiados, los que actúan como carroña en manada para expandir bulos y soliviantar la paz en las calles que este desgobierno criminal altera a propósito. Bazofia de dizque periodistas y tertulianos sembrando cizaña, de infames politicastros asacando tramas de amenazas inexistentes para achacarlas al, por lo demás, inexistente fascismo, anatematizado todo aquel que no comulga con la esencia delictiva de la chusma subvencionada por una siniestra cuyo único fin es vaciar las arcas del Estado culpando a las víctimas de una estafa repetida, allá donde pretende imperar el socialcomunismo. No hay conciencia ni vergüenza, ni moral que valga para estas bestias, parásitos y payasos que mienten pertrechando sus bolsillos a costa de la ruina de millones, vividores de la estafa de la desinformación, terroristas de los medios de comunicación. Copan los pedestales de la relevancia prostituidos sin decencia elemental. No hay mérito en la manipulación social pero sí ingentes beneficios para los que repiten el miserable modus operandi, cuando una sociedad no sabe defenderse de fulleros y ventajistas cuyo único interés está en desequilibrar la convivencia para pescar a río revuelto. Así actúa la escoria que dio pábulo al gay de maltrato consentido quien confesó ser un retorcido demente, posiblemente pagado para excusar movilizaciones de acostumbrada berrea. Al gusto de los excesos informativos que buscan lobotomizar a miles de gilipollas y concentrar a un ejército de fieles y vociferantes cancerberos, allá donde la digna ciudadanía tildada de ultra se manifiesta pacíficamente para protestar por las vitales subsistencias que este desgobierno criminal niega. Maniobras de distracción, frente a las verdaderas preocupaciones, orquestadas por intoxicadores de la nueva Babilonia, rameras todas del burdel sanchista y podemita que, mal les pese, sigue siendo y resiste como España.