NOTA DE PRENSA

El Gobierno de España ha declarado que desea ser un “socio preferente” de los Estados Unidos en el conflicto que este país está alimentando con Rusia en la frontera de Ucrania. Para demostrar su lealtad a la causa, el Gobierno ha anunciado el envío de tropas españolas a Bulgaria y a otras zonas cercanas al conflicto.

El doble rasero del Gobierno es vergonzoso, pues le ha faltado tiempo para enviar tropas a tierras lejanas donde no se nos ha perdido nada y a un conflicto que no es el nuestro, al mismo tiempo que se niega a enviar tropas a nuestra frontera sur, a Ceuta, Melilla, Canarias y en general al Mediterráneo, donde Marruecos y la inmigración son un problema constante que sí afecta a nuestros intereses y a nuestra seguridad nacional.

Más aún cuando son los mismos Estados Unidos y otros países de la OTAN, como Francia y el Reino Unido, los que están armando y dando apoyo político y económico a Marruecos en la política hostil y agresiva que este país está llevando a cabo contra España en los últimos años.

A Estados Unidos no le interesa que se forme un bloque euro-ruso, pues sería una amenaza para su hegemonía mundial. Por lo tanto, la política exterior americana consiste en crear constantemente conflictos en la frontera entre Europa y Rusia para enemistar a ambos bloques. Durante años Estados Unidos expandió a la OTAN hacia la frontera rusa y ahora quiere incluir a Ucrania, que se convertiría en una base para atacar Rusia, por lo que lógicamente Rusia nunca puede aceptar que Ucrania entre en la OTAN, igual que Estados Unidos tampoco aceptaría que ningún país fronterizo con el suyo acogiera bases militares rusas.

A esto habría que añadir el gasoducto North Stream entre Rusia y Alemania, proyecto que Estados Unidos intenta sabotear por todos los medios. Por su parte, la UE tampoco es capaz de tener una política propia y también se dedica a enfrentarse al país que le suministra buena parte del gas que consume, algo bastante poco inteligente. Lo curioso es ver a esa misma UE acusando a Rusia de alentar el separatismo en Ucrania al mismo tiempo que la propia UE alienta de forma sutil el separatismo catalán y acoge en Bruselas al golpista Puigdemont. la misma UE que usa a España como moneda de cambio en sus tratados comerciales con terceros países.

Por eso nos parece indignante ver al Gobierno de España someterse a la OTAN, a Estados Unidos y la UE, todas ellas fuerzas anti-españolas que van contra nuestros intereses en innumerables temas, pero a esto hemos llegado después de que el R78, el de “los mejores 40 años de nuestra historia” (según la derecha traidora que está al frente de la sumisión total de España a Estados Unidos y a la OTAN) haya desmantelado nuestro Ejército y destruido nuestra soberanía nacional. ¿Significa esto cambiar la sumisión a USA-OTAN por la sumisión a Rusia y a su amigo chino? No, España y Europa deben defender sus propios intereses.

Desde DN nos oponemos al envío de tropas españolas al frente rusoucraniano y a ningún otro país donde no tengamos ningún interés, y exigimos que todas esas tropas sean enviadas de inmediato al Mediterráneo, al eje Baleares-Estrecho de Gibraltar-Canarias, donde deben frenar de inmediato la inmigración ilegal y las ansias expansionistas de Marruecos a costa de nuestro territorio.