1ª. Simulación y axioma

¿Han cambiado de repente o están asustados? El psicópata, mentiroso, peligroso y amoral de Pedro Sánchez apelando al patriotismo, palabra que odiaba; y el dinamitero antisistema Pablo Manuel Iglesias prendado de la niña Leonor, de la que nos asegura que llegará a ser la futura Reina de España. Si no nos lo tomáramos con humor sería para salir corriendo de este país.

Se escudan en la crisis con palabras grandilocuentes y manifestaciones ridículas, pero bien sabemos que no es la crisis desatada por el “bicho chino” ni lo que les espera lo que les asusta. La cosa es más evidente y rastrera: conservar el poder y sus prebendas. Así de evidente.

Creyeron que si Rodríguez Zapatero, el nieto atribulado por la muerte de su yayo (al que no hubo más remedio que fusilar) había conseguido gobernar, y nada menos que dos legislaturas, ellos podrían hacer lo mismo, que este país carece de sociedad civil, carece de memoria, es blando y está adocenado. Pero hete aquí que se han topado con la imposibilidad manifiesta de abordar la acción de gobierno por falta de ideas y de preparación. Olvidaron que Zapatero tenías detrás de sí un partido, el PSOE, con experiencia de poder y sin que hasta ese momento se hubiera salido mucho de madre, y no necesito apoyo de la chusma (ETA, ERT, CUP…). Ese ha sido su fallo. Su inconsciencia. Ese es el axioma del que hay que partir.

El procedimiento legal de la recusación debería estar preparándose, y frente a la opción socialista-comunista-separatista articular una única opción, y la presencia de VOX es una garantía. Una opción que concite todos los apoyos y todas las posibilidades posibles. No hay otra salida por más que se empeñe algún friki.

Ahora bien, esta salida de urgencia debería contemplar una reforma de la Constitución en aquellas cuestiones que han venido siendo fuente de problemas, aunque dejase a los llamados “padres de la patria” en las antípodas del nivel en el que se les ha colocado. Cuestión ésta que entiendo no sería un problema toda vez que el mismísimo rey Juan Carlos ha caído en desgracia. De lo contrario no se podrá descartar que vayamos hacia el Estado fallido por más impensable que nos parezca. Al Estado fallido, decimos, por la falta de control y seguridad nacional respecto al “alzamiento” catalán y al propósito vasco, no pudiendo el Estado desempeñar sus funciones con normalidad en estas dos comunidades autónomas; y por la polarización que este gobierno ha creado en la sociedad, cuyo resultado pudiera el desafío a la ley y el desacato flagrante a la autoridad legal.

En la vida lo importante es llegar a tiempo, siendo que es dentro de esta dimensión física donde se realizan las acciones y se desarrollan los acontecimientos. Y si esta es la primera premisa de la que partimos, la segunda, y no menos importantes, es saber implementar una opción. Una opción que debería abordar las dos siguientes cuestiones.

2ª. La economía como clave de la cuestión social

En nuestro mundo político contestatario, entiéndaseme, no se le ha dado demasiada importancia a la cuestión económica, siendo así que faltan trabajos y artículos en esa dirección. Lo más que tenemos son unas cuantas líneas de urgencia en un programa electoral apresurado.

Lo es, porque el desarrollo constituye la clave de la cuestión social, el elemento imprescindible para lograr el bien común. De ahí la importancia de armonizar trabajo y capital, factores de producción que deben permanecen unidos en el desarrollo económico.

Ahora bien, esta argumentación que parecía sencilla de solucionar, y que de hecho solucionó magníficamente la Doctrina Social de la Iglesia, se complica enormemente con la implementación de mecanismos económicos, financieros y sociales en la cosmovisión del capitalismo liberal, beneficiando los intereses de unos pocos, y por ende determinando las economías de las personas y de los países, especialmente de los menos desarrollados.

Frente a esta manera de hacer economía se impone una distribución más justa de la riqueza, comenzando por subordinar la propiedad privada al bien común, y de esta forma satisfacer las necesidades de todos.

Es cierto que el marxismo ha fracasado, pero el capitalismo con el endiosamiento del beneficio tampoco es la solución, siendo, además, que las injusticias se han hecho más dramáticas. Veamos si no los umbrales de pobreza que se evidencian en las sociedades desarrolladas, porque las cosas siguen ejerciendo dominio sobre los hombres, como es el caso de la vivienda, que prima sobre la necesidad que tienen de ella las personas.

Por eso no cierto que la derrota del llamado “socialismo real” haya dejado al capitalismo como el único modelo de organización económica. Hay que romper las barreras y los monopolios al margen del desarrollo de los pueblos con el fin de asegurar a todos las condiciones básicas para participar del desarrollo.

3ª. Homosexuales y lesbianas no son familia

La dimensión familiar es en todas las culturas la constituida por un hombre y una mujer que mediante una decisión libre forman un vínculo. Y esta realidad es el primer entorno vital que el hombre encuentra al venir al mundo, experiencia decisiva para su formación como persona. De ahí la importancia de defender la familia y no prostituirla con sucedáneos. Siendo entonces necesario restituir el valor de la familia, que no es posible si no se recupera su naturaleza, porque la familia se haya vinculada a valores fundamentales reconocidos desde siempre, y en todas las latitudes, que no se pueden violar sin causar un daño irreparable en las sociedades. Que es el motivo por el que la familia quiere ser destruida, considerando familias las formadas por homosexuales y lesbianas a los que incluso se les permite adoptar. Algo inconcebible en un Estado de derecho.

Y junto a esta clara concepción de la familia, una atención global prioritaria a la institución mediante recursos adecuados e instrumentos de apoyo eficaces para que en ninguna familia falte el trabajo, la vivienda y la educación.

4ª. Quién dice que los negros caigan necesariamente mal

Sin dejar de considerar que los negros que ya tenemos viviendo entre nosotros son sólo una parte del grave problema migratorio que desbordado tenemos que solucionar, comenzando por no admitir musulmanes, regular a la población hispanoamericana en función de nuestras necesidades y prohibir la expansión china. El caso de los negros, al ser una población por su característica física del color, y puede que también psicológica, tan estridente en nuestra sociedad, entiendo que merece este apartado.

Antes de comenzar diré que siempre estaré con los míos, que es lo propio de cualquiera persona bien constituida. Porque, aunque sean unos hijos de p…, serán mis hijos de p…. Cosa que no puedo decir de los otros, por mejores personas que sean. Que digo yo que habrá de todo.

Que un negro que posiblemente haya arribado a nuestro país asaltando su frontera se convierta en la “mosca cojonera” de nuestra izquierda, no me parece de recibo por más que se le utilice como reclamo o cebo, bufón de para dar color a la velada.

De repente hemos descubierto a los negros, pero los negros siempre estuvieron aquí. Guinea Ecuatorial, cuya capital fue Santa Isabel, territorio situado en el Golfo de Guinea, que fue provincia de España. Territorio africano de España como lo fue el Protectorado en Marruecos, Ifni y el Sáhara… Historia de España olvidada, falseada y silenciada: esfuerzo y dedicación.

Ingentes cantidades de recursos destinadas a obras de infraestructura da para hacer funcionar un país situado en la edad media española, edificaciones que hoy siguen siendo lo más suntuoso del país, servicios sociales que jamás pensaron sus gentes tener, gastos en educación para sus jóvenes, muchos de ellos becados en nuestra universidades… Y mi tío yendo todos los años a examinar de las famosas Revalidas del Bachillerato a los negros…. Historia de España olvidada, falseada y silenciada: esfuerzo y dedicación.

Los negros siempre estuvieron aquí, eran de los nuestros. Por eso no se pide la expulsión para ellos, sino para los otros: inmediata y por procedimiento de urgencia.

Y esto, por más que se tenga que dar la razón al negro del periódico digital Público (27-IV-2020): “Somos los inmigrantes los que estamos recogiendo la fruta para daros de comer”.