**Una tal Pilar Llop, ministra me parece que de “justicia”,  como la Delgado, dice que España es un estado de derecho. Si alguien sabe bien que no es así, es ella misma. Una estafadora, como el Doctor y el resto de la banda.

**Si la banda de estafadores del Doctor indultó a los otros golpistas, tendrá que indultar también al Puchimón, suponiendo que Italia lo extradite, cosa muy insegura.

**Los separatistas odian y denigran a España, pero  odian y denigran más a los vascos, catalanes y gallegos del pasado, que siempre se consideraron españoles. Y a la mayoría que sigue considerándose así.

**Aunque lo disimulen después de la experiencia nazi, los separatismos se apoyan en la idea, verdaderamente pueril,  de ser una raza superior. Ahora su propaganda insiste en las lenguas regionales, queriendo privar a sus paisanos  del español común, infinitamente más hablado, útil  y culturalmente importante.

**La pretensión separatista de defender a sus regionales es falsa: quieren privarles de la inmensa ventaja de compartir la cultura y la historia de España, de formar parte de una de las naciones con más influencia histórica y cultural del mundo. 

**Los separatistas invocan las lenguas regionales, pero las convierten en instrumentos de una torpes propagandas entre dementes y delictivas 

**Cada región española vale como contribuyente al acervo común  cultural e histórico. Separándolo de él se reduce a una mediocridad provinciana.