Francisco José Carrera de la Fuente, pertenece a una familia de tres hijos, dos nietos, y cinco hermanos. Biólogo por la Universidad Complutense de Madrid y empresario especializado en nuevas tecnologías de la información y comunicaciones. Actualmente diputado del Grupo Parlamentario Vox en la Asamblea Regional de Murcia y Secretario Primero de la Mesa de Gobierno.

Usted se queja de que tanto desde la Secretaría General Nacional de Vox y desde la Vicesecretaría de Organización se promueven enfrentamientos entre la estructura orgánica y la estructura electa... ¿Podría explicar esto en palabras más sencillas?

La estrategia de “profesionalización del partido” realizada por Javier Ortega y Tomas Fernández de Organización Nacional ha sido la destrucción del movimiento político que era Vox y la corrupción de Vox como instrumento temporal para la lucha por España como anunciaba Santiago Abascal.

En primer lugar, la elección de “profesionales” de la comunicación en vez de potenciar los mensajes políticos y ser los altavoces de la acción política se convirtieron en la Inquisición, la censura dentro de Vox y controlados desde “Madrid”, como ellos presumen.

En segundo lugar, una vez que entramos en las instituciones, las órdenes eran separar los cargos electos de las direcciones municipales y regionales de Vox, sin entender que es un error el separar a los militantes y afiliados de los cargos electos, ellos son la herramienta para conocer qué es lo que la sociedad quiere de Vox y los anhelos y necesidades de los propios afiliados. Necesitamos ese conocimiento y ayuda. Al crear dos estructuras es inevitable el enfrentamiento entre ellas y así ha sucedido a lo largo de toda la geografía nacional. Es curioso que donde no existía esta separación se crea artificialmente el enfrentamiento entre los primeros puestos de las listas electorales y los siguientes, se quitan portavoces para poner a los nuevos elegidos y considerados “los leales”, cualquiera que se oponga o declare su disconformidad es denominado “rata” y laminado personal y políticamente.

Me gustaría saber, ¿qué persona de prestigio va a querer ir de número uno en cualquiera de las listas de Vox si al día siguiente por órdenes oscuras podrá ser depuesto y eliminado?

Lo peor de todo es la arbitrariedad con lo que el partido está realizando esos cambios, sin ninguna consideración con sus afiliados y cargos electos a los que desprecia después de haberse servido de ellos.

También señala la incapacidad de organización del partido en las campañas electorales con plataformas informáticas de listas electoral muy deficientes...Igualmente sucede con la plataforma informática de apoderados.

Una de las características de la Secretaría General y su estructura es su incapacidad de reconocer los errores cometidos y aprender de ellos, cualquier fallo para ellos no existe, no se hace ninguna reunión de análisis del trabajo realizado y qué se ha hecho bien o mal. Durante la preparación de las elecciones nacionales, regionales y locales no funcionaba nada, ni la comunicación ni las herramientas informáticas. Las plataformas telemáticas diseñadas por Organización de Vox para introducir los candidatos y los apoderados fueron un desastre total, no solo no funcionaban incrementando el trabajo, sino que demostraban tener un desconocimiento de las personas que formábamos Vox, por ejemplo en cientos de pueblos las listas estaban formadas por personas muy mayores, nuestras madres y abuelas especialmente, y se les exigía el conocimiento y uso de plataformas electrónicas que ni las administraciones exigen.

Además denuncia la mala gestión en todo lo relativo a la imagen de campaña, carteles, mailing etc...

Esto ya era para nota, cualquier pequeña empresa de diseño y comunicación sería capaz de hacerlo mejor. Que revisen en la prensa “la pegada de carteles” en los arranques de campaña y verán el desastre. En Murcia llegamos a hacer diseños particulares de carteles y memes porque empezaba la campaña y no teníamos la imagen ni los lemas de la campaña.

Otro error garrafal fue el correo masivo enviado desde Madrid, con las papeletas al Congreso sin sobres, demuestra de nuevo el desconocimiento del electorado de Vox y la realidad de nuestros pueblos, donde todavía persiste el caciquismo más cerril del siglo XIX, donde todos se conocen, y donde votaban a Vox eran señalados, había miedo. Por eso el voto a Vox tenía que ser llevado desde casa en sobre cerrado y resulta que en esa situación nuestro mailing no llevaba sobres. En Murcia nos encargamos de llevar a cada casa nuestras papeletas y nuestros sobres, tanto al Congreso como al Senado y por eso fuimos la isla verde en España y ganamos las elecciones a todos los partidos. Nuestro resultado nadie lo puede poner en duda, tres diputados nacionales y un senador.

Ha habido fallos incomprensibles. En la región de Murcia se perdieron 2 senadores porque les obligaron a presentar solo uno, cuando podían haber sacado tres....

Eso nadie lo entendió. De nuevo fue un error del Secretario General, que quiso acordar con el PP y Ciudadanos poner un senador de cada partido, el acuerdo no cuajó y en vez de dejarnos poner a los tres senadores tuvimos que presentar solo uno, mientras que PP y Ciudadanos ponían tres. Fue muy complejo explicar por qué llevábamos solo uno, se perdieron muchos votos de Vox y en Murcia perdimos dos senadores porque ¡no los presentamos!

También está convencido de que el consejo de administración del partido no cuenta para nada con los militantes, afiliados y simpatizantes.

Es curioso que denomine “consejo de administración” a la dirección nacional de Vox, la verdad es que Vox se ha convertido en un “partido empresa” con delegaciones comerciales provinciales.

Y lo que es más grave de lo que usted afirma es el desprecio hacia muchas de las personas que forman Vox, pues el partido no trata con muchos de los candidatos locales ni conoce nada de ellos, de su capacitación...

En Vox entramos personas con mayor o menor formación, pero todos con una valía excepcional, con experiencias vitales increíbles y sobre todo con un profundo amor a España que vemos que está en peligro y que nos necesita. Los que estuvimos en puestos de dirección y no me refiero solo al Comité Provincial, me refiero también a cada coordinador de cada pueblo y barrio, cuando nadie creía en el proyecto y nos escupían en las mesas informativas o limpiábamos de excrementos la puerta de las sedes, éramos todos gente sencilla, no queríamos ni puestos ni prebendas, solo “que Santiago Abascal fuera nuestra voz en el Congreso” y todos éramos compañeros o camaradas unidos por una causa común y orgullosos de estar junto a otros que pensaban y actuaban igual.

Desde Vox España no nos conocían, no conocían a nadie porque ellos tenían otras preocupaciones y otros objetivos. Cuando venían a Murcia solo venían a actos organizados, nunca a una reunión de organización o a conocer a las personas que formábamos Vox, siempre salían corriendo a otro sitio. Ellos piensan que las personas no importan que somos meros números intercambiables y que lo importante es el partido. Este es el mayor error que han cometido.

A su vez es alarmante que no se estén formando equipos de gobierno para próximas elecciones y que los miembros de los equipos provinciales, elegidos a dedo, no admiten a gente de valía reconocida....

Siempre he pensado que una vez que estamos en las instituciones nuestra labor era en primer lugar conocerlas, en segundo lugar, preparar y buscar a los siguientes equipos que entrarían en las siguientes elecciones y en tercer lugar lo más importante, preparar los equipos de gobierno. Resumiendo ¿Qué quiere Vox como modelo de barrio, pueblo, ciudad, región y nación?, ¿Quién va a representar esos principios?, ¿Quién y cómo va a ponerlos en ejecución?

Por último apunta a que no se preocupan por la política municipal, ni regional...No ofrecen una alternativa a quitar la propuesta de suprimir las autonomías...

Enlazo con la respuesta anterior. Ya no es hora de lemas populistas y gamberros, es hora de que Vox construya su cuerpo doctrinal por el cual regir su acción política y definir su modelo de Estado, formar a sus representantes para los ayuntamientos, asambleas y parlamentos y construir sus equipos de gobierno que apliquen y demuestren que Vox es una alternativa seria de gobierno.

A la vista está que no les importa para nada destruir grupos municipales o autonómicos y disminuir o quedarse sin representación política, hay ejemplos en todo el territorio nacional: Murcia, Cartagena, Almería, Jaén, Málaga, Badajoz, Totana, Cieza, Puerto Lumbreras, Águilas, Torres de Cotillas, Torrevieja, Valdemoro, Sanlúcar, Cádiz, …

En las elecciones autonómicas de Madrid se ha confirmado lo que comento anteriormente, no se ganan elecciones locales y regionales con mensajes únicamente nacionales, la pérdida de votos de Vox desde las lecciones nacionales a las autonómicas de Madrid han sido 322.000 personas que han preferido votar al PP en vez de a Vox en la Comunidad de Madrid.

¿Cree usted que alguien en el Vox actual hará una reflexión seria de los resultados?

No lo harán, tendrían que irse. Deberían también pensar en lo que queda de Ciudadanos y de Podemos, otros ejemplos de nuevos partidos.

Vox en su nacimiento no era un partido político, era un movimiento patriótico, lo han querido convertir en un partido político como Podemos o Ciudadanos, su futuro si continua así será la desaparición y la irrelevancia.

Cuando se apagan las luces de los focos que iluminan a los líderes nacionales, detrás de estos focos, no hay casi nada, solo los equipos de comunicación que no saben de política, pero dirigen a los políticos patriotas.

Lo triste es que con la actual organización y su estrategia de enfrentamiento el movimiento patriótico Vox es solo una quimera, ¿si no quieren y respetan a las personas como van a querer a la nación española?