La esperada vuelta de Cristiano Ronaldo no decepcionó a la grada del Santiago Bernabéu, ya que el jugador del Real Madrid macó nada más comenzar el encuentro ante el Osasuna, en el 5’, cuando solo tuvo que empujar un balón cedido por Bale para hacer subir el primero al marcador de los blancos. En total el resultado fue de 5-2, con tantos  del portugués (5’) como decíamos, de Danilo (39’), de Ramos (45’), Pepe (55’) y Modric (61’) para los locales, y Riera (63’) y García (77’) para los rojillos, que fallaron además un penalti.

 

Es la tercera victoria de los chicos de Zidane en este comienzo de temporada, en el que se han disputado tres partidos. Así que los blancos suman ya 15 partidos consecutivos ganados, igualando el récord histórico de 1961 cuando al equipo lo entrenaba Miguel Muñoz. El reto será el de llevarse el encuentro ante el Espanyol a domicilio la próxima jornada para superarlo.

 

El encuentro fue muy cómodo para el Real Madrid, que se además se permitió el lujo de dar descanso a algunos de sus titulares habituales (Marcelo o Casemiro). De hecho, ni Cristiano, Benzema ni Bale jugaron el partido completo. Con esta contundente victoria ante el Osasuna, los blancos se convierten en el líder en solitario de la Liga, tras las derrotas de Barça y Las Palmas en sus respectivos partidos. Esperan a los de Zidane ya los jugadores del Sporting de Portugal, con los que se medirán el próximo miércoles en la cita con la que abren temporada de Champions.