Omar Jerez (Granada 1980), performer y videocreador autodidacta, comenzó a despuntar con su primera videocreación “Odisea de lo Imposible”, protagonizada por el ex boxeador Poli Díaz, su polifacética carrera abarca como eje central la performance enfocada en diversas disciplinas como es el videoart y el fotográfico. Omar Jerez es creador de las dos teorías artísticas, Teoría involuntaria de una muerte confrontada (2013) y Arquitectura Híbrida simulada (2018).

Julia Martínez (1981) fotógrafa, video creadora y escritora adrileña, comenzó con apenas 19 años. Sus imágenes se han podido ver en diversos medios y publicaciones de España, Inglaterra y México. En 2013 se une al artista Omar Jerez y su trabajo se centra exclusivamente en el arte de acción, la fotografía de autor y el videoart.

Omar Jerez, junto a Julia Martínez, ha elevado la performance al lugar que le corresponde, alejada por completo de la teatralidad que se le suele asociar a esta denostada disciplina con acciones limpias y duras.

Defensores por encima de todo del arte crudo, sin edulcorantes ni ensoñaciones ; artistas fuera de lo ortodoxo, encontrando la más absoluta belleza en la fealdad de lo no establecido.

¿Cuantos monumentos del Che Guevara en España habéis localizado?

Tenemos constancia de dos esculturas en España, una ubicada en el distrito madrileño de Leganés, lugar donde hicimos nuestra última performance titulada “Blanqueamiento criminal”, y la otra, ante nuestra sorpresa, en el distrito mas opulento de toda Galicia (Oleiros). Curiosamente el mural más grande de España de el Che Guevara está en la localidad sevillana (Marinaleda) gobernada desde hace décadas por Juan Manuel Sánchez Gordillo conocido por ser el único reducto soviet de toda Europa.

¿Por qué elegisteis Leganés y que hicisteis?

Elegimos Leganés básicamente por varias razones:

Por un una cuestión logística y de movilidad, evaluando la posibilidad real de llevarlo a cabo con el menor número de complicaciones posibles por la situación actual que estamos viviendo en España en cuestiones de restricciones horarias y de movilidad. Siempre mantenemos la premisa del acto no vandálico a la hora de ejecutar la acción, ya que dañar, destruir, etc, sería una provocación facilona alejada de la complejidad conceptual; decidimos por ello subir a un monumento, lo que supone un riesgo no medible, y ejecutar la acción de forma limpia y contundente.

Por otro lado las medidas de la escultura se antojaban más factibles para llevar a cabo la acción en el menor tiempo posible y sin nuevamente cometer ningún tipo de daño vandálico.

La acción fue ejecutada por el performer Aritz Martín y un servidor ante la complicidad de Julia Martínez mientras realizaba el registro de la performance. La acción consistía en girar el film blanco industrial alrededor del la escultura del Che Guevara, envolverla hasta hacer desaparecer la forma origina;un ejercicio reflexivo o una metáfora entre lo que representó realmente el personaje, y lo que las masas quieren creer que es con una imagen mitificada que se aleja de la realidad convirtiéndolo en el sujeto más blanqueado de la historia.

Da pena que durase tan poco el trabajo ¿o la protesta ahí queda?

Algo que genera incomodidad es eliminado, por lo tanto quiere decir que hemos dado en la tecla perfecta,si tuviera una carga de aceptación, en este caso, quiere decir que el concepto o la acción no han despertado nada. La performance deben generar una reacción siempre, puede ser rechazo y malestar, de ahí la controversia que nos persigue a los performers. Al tratarse de acciones efímeras, digamos que la performance nace y muere para el artista en el momento que se ejecuta, se prolonga en tiempo y espacio con las reacciones que despierta primando el concepto de la misma.

Háblenos de la necesidad y motivo de protestar contra estas exaltaciones de criminales, blanqueados por la izquierda.

Todo lo que conlleva el término “extrema” es sinónimo de ignorancia; la extrema izquierda vive en un estado permanente de ficción, se mueven entre una adolescencia acomplejada y una idea “edulcorada” de la revolución; todo ello, haciendo gala de una soberbia moral muy desviada de la realidad. Nada ni nadie medianamente inteligente tiene posibilidad de justificar a un asesino, tenga la ideología que tenga. El principal problema de los extremos es y será siempre la ignorancia.

¿Que otros actos habéis hecho y cuales han sido los más mediáticos?

Entre las acciones o performances que se han realizado podemos destacar:la conocida performance ”Omar Jerez en el país de las maravillas (2013)” paseando por la zona proetarra de San Sebastián;  “Il Corriere della Camorra” (2015) en el epicentro de la Mafia napolitana, “Armas de destrucción pasiva” (2015) realizada en Ciudad Juárez frente a asesinos de mujeres, “Happy Happy Kim Jong -Meal” en la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte (2018), “¿Dónde está Marx? (2019) en Galapagar(Madrid), “HomoNosapiens” (2019) y Alsasua entre otras.

armas_de_destruccion_pasiva