En el capítulo anterior abordamos lo que pudiéramos llamar el “meollo” de la cuestión que nos ocupa: el control del Mundo por la Sinagoga de Satanás. Efectivamente, si nos hemos convencido de que el Poder Supremo si rostro ha sabido sacarle partido a los dos mil años trascurridos desde que nació, --el Primer Viernes Santo de la Historia--, tras el rasgado del velo del Templo de Jerusalén, al expirar el Hijo de Dios hecho hombre para salvarnos del pecado original y de todos los pecados propios, hemos captado la esencia del tema que nos ocupa.

En dos mil años de perfeccionamiento, la organización “bautizada” por san Juan Evangelista, como “Sinagoga de Satanás”, ha logrado la fórmula para jugar con la Humanidad e imponer su visión de la vida, opuesta a la que Cristo vino a mostrarnos como razón de nuestra existencia. Y lo ha hecho con tal arte que ha con seguido amodorrar a los pastores encargados de velar  y evitar que el lobo devorara las ovejas.

¡Qué triste resulta ver nuestras enormes iglesias semi vacías, u otras de esas maravillas vendidas para edificar viviendas o edificios de oficinas, cuando no convertidas en salas de fiestas! Y hemos llegado ahí  sin sentir rabia viendo triunfante al ejército de Lucifer, Pero más desesperante resulta ver como se acallan los remordimientos con  el pretexto de que Dios es ante todo misericordioso… lo que ciertamente es una verdad axiomática y el consuelo sumo para nosotros,  pecadores en grado sumo. ¡Pobres de nosotros si Dios no fuera, ante todo amor y compasión! ¿Quién se atreverá a negar lo que es esencia misma de la Divinidad?... pero, ¡ojo!, siempre que utilicemos esa verdad para arrepentirnos y confiar… Pero cierta Iglesia, por lo que vemos y las consecuencias que palpamos, lo está utilizando  para que el pueblo siga tan tranquilo, sin pasar por el confesionario, sin cumplir los mandamientos; “¡ninguno!” pero menos el quinto, el sexto, el séptimo y el noveno.

¡Qué manera de engañarnos! Hablar de “misericordia de Dios” cuando estamos pensando en la burla de ese Dios infinitamente bueno y los pastores en vez de dar unos cuantos gritos en la iglesia, hace sermones de “asistentes sociales” invitando indirectamente a seguir la cuesta abajo. De todos modos mi misión no es la de San Vicente Ferrer, ni menos la de Savonarola es,  simplemente,  asco…,  fruto del cansancio provocado por la inutilidad de exponer verdades que a nadie interesan.

El articulo aludido, y último de los publicados, me dejó satisfecho porque me pareció que los lectores captarían fácilmente que, cuando hablamos de Poder Supremo sin rostro,  no estamos comentando una entelequia, como creen algunos cuando me leen. ¡No!

No hay nada más real que ese perfecto engranaje e inmensa red que mueve y envuelve el orbe. Apenas hemos comenzado a dejar claro cómo funciona la Sinagoga de Satanás pero ya tiene el lector la clave de todo su sistema. En los próximos capítulos iremos aplicando lo que hasta ahora parece solo teoría. Intentaré “leer” lo que acaece y no ven los responsables de defender los valores de la Fe y del Patriotismo, mientras escriben  bellísimos y profundísimos análisis de los acontecimientos, como intelectuales, como periodistas, como catedráticos de universidad, etc., que se traducen en nada práctico porque sin querer –no creo que sea a propósito-- “engañan” a los políticos llamados “conservadores” o de “derechas” que, como juegan con humo, todo sigue igual… y cada vez la “buena gente” es más rebaño del aprisco del diablo, ¡eso sí!, sin enterarse, ni de lo uno ni de lo otro.

 Vanaos a poner un ejemplo práctico de hoy. Ese irresponsable que nos gobierna se ha cargado a la directora del Organismo responsable de los Secretos Oficiales. Podría adelantar el análisis en los periódicos y en la televisión y en las tertulias sin desviarme muchos centímetros. Análisis que solo servirá para cabrear a los españoles que se sienten tales y se reconsumen viendo como el Gobierno más nefasto que ha conocido España desde que el Caudillo fue enterrado en Cuelga Muros es un juguete de los enemigos de España.

Antes me voy a tomar un momento para asegurar que el peor calificativo aplicable a un hombre que ocupa un puesto directivos, es el de “irresponsable”. No hay una degeneración superior. Es peor que ser ladrón, asesino y violador todo junto y al mismo tiempo. Más allá no hay nada más despreciable. Sin duda, Dios ha castigado a España poniendo al frente del Gobierno al ser más irresponsable nacido en suelo patrio desde Viriato. En otras épocas, desde el “trono” que ocupa habría ido directo al patíbulo. Por muchos pecados que haya de reparar nuestra Patria, no se merece a este impresentable.

Y, ahora sigamos con  el guión.

¿Cómo se explica que la ministra de Defensa despida del CNI a su directora, diciendo que no es una “destitución” sino una “sustitución”? Tiene una explicación. Un ministro de ese irresponsable  se arroga el derecho de insultar impunemente a los españoles y llamarles “idiotas” y en segundo lugar porque, (no sigo porque tendría que utilizar el mismo lenguaje de los “analistas” que critico…) debería decir: “porque Sánchez tiene que complacer a los separatistas para seguir en la Moncloa…”

Pues ¡no!... Todo este tinglado es una diversión más de la “S. de S” (abreviare así de ahora en adelante “la Sinagoga de Satanás”). A ello se dedica desde que la divina Transición nos trajo la “Democracia” pero muy especialmente desde que Zapatero y el “irresponsable y embustero” alcanzaron la Jefatura del Gobierno.

A Paz  Esteban la han destituido porque la “S. de S” decidió dar un paso más en el desprestigio de España. Simplemente,  eso. Pretende hacer conocer al mundo lo mierda que es esa nación que la aplastó durante tres siglos. Y,  por la misma razón,  los tribunales de justicia europeos han decidido abrir las puertas al blanqueo de los etarras. Y mañana seguirán dándonos otras pruebas que la “S. de S.” es quien gobierna el mundo. No se lo pierdan.