La “SUMISIÓN”, la actual situación de nuestros ciudadanos ante unos políticos y reyes despreciables y éstos a su vez, sumisos ante el mundo y sus mandamases.

No existe peor adjetivo en todo el diccionario de la Lengua Española, pues esta palabra califica a los que la ejercen, de todo lo malo y despreciable, que puede tener un ser humano.

La palabra sumisión se origina del latín submissio, que significa “sometimiento”. Entre los sinónimos que se pueden emplear para referirse a sumisión están sometimiento, acatamiento, rendición, dócil y obediencia.

Las personas sumisas toman una postura de subordinación y acatan todas las órdenes que les dan sin hacer reproches o quejas, aún cuando están en desacuerdo con lo que deben hacer, esto puede ocurrir, porque se sienten amenazados o inferiores a los demás.

La actitud del individuo o colectividad SUMISA, ante sus semejantes, se obliga al:

 Acatamiento - acato - asonada - cautiverio - claudicación - conformidad - humillación - coyunda - demisión - dependencia - disciplina - docilidad - feudalismo - homenaje -inferioridad - mansedumbre - obediencia - opresión - pleitesía - resignación - reverencia - servidumbre - servilismo - sometimiento -  subordinación - sujeción - supeditación - untuosidad - vasallaje - yugo,….., en una palabra: ESCLAVITUD

 

 

1º).-Acción de someterse, sin cuestionarlos, a la autoridad o la voluntad de otra persona o a lo que las circunstancias imponen.

 

2º).- Actitud de la persona o animal sumisos.

"le exigía una sumisión completa y que se comportase siempre como ella quería o esperaba"

 

La persona sumisa se caracteriza por ser humilde, dócil, obediente, subordinada, rendida o subyugada ante otra persona, bien sea su jefe, pareja, amigo u otro

Pero además, la “sumisión”, de un individuo, de un pueblo o de un Estado, frente a otros, va más allá de lo enunciado, pues la sumisión, es además de sometimiento voluntario o no, la pérdida de opinión y virilidad del individuo

Eso está ocurriendo al pueblo español, desde la coronación del Perjuro, Traidor y Sinvergüenza del rey coronado, por la desgracia y desacierto de nuestro General Invicto. Y de ahí: “De aquellos polvos, éstos lodos!

En la sumisión hay una aceptación ciega de lo que el otro propone, sin oponer resistencia.

Decía Eric Hoffer, esta frase tan bonita y real, pues en este pueblo marchito, ahora llamado “El País”, han venido unos, otros y todos, salvo honrosas excepciones, en la que me encuentro, que han despreciado, insultado, vejado y profanado el cuerpo del General Invicto, ese gran hombre, ilustre Caudillo, que nos legó una España en la 8ª Potencia Mundial y nos dejó comida y bienestar para 3 generaciones, pero curiosamente esos ciudadanos denigrantes y despreciables, les rinden pleitesía a los politicastros de un lado y del otro, junto a unos miserables traidores de reyezuelos prescritos, los cuáles, nos han llevado a la pobreza y a darlos la patada en nuestros culos, mientras ellos reivindican que su bolsillo debe estar lleno a reventar.

La sumisión se ha podido observar, muy claramente con la llegada de “EL BOZAL”, una “”””Sumisión impuesta por nuestro bien”””” Eso es lo que los mangantes adscritos a la Globalización, nos han hecho ver y padecer, obligándonos, por primera vez en la historia mundial, que ante una PLANDEMIA, hay que someterse sí o sí a unos gobernantes, que con su cayado en la mano se imponen como pastores endemoniados, ante un rebaño compacto, en el caso que una oveja se resiste, utilizan sus perros adscritos al Estado y someterla al redil

Yo, como católico entiendo y lo llevo a cabo, que SOLO soy sumiso y me arrodillo ante Dios. Es decir; eso está considerado un acto de fe, ante nuestro Santo Cristo

En la Edad Media y tiempos posteriores. era un acto de fe, que el Caballero armado, entrara en dichos humilladeros, para rezar, velar sus armas y pedir cristianamente al altísimo, fuerza para vencer al enemigo y así perpetuar la cristiandad, en los campos de batallas

Este de abajo,  es el precioso y emblemático humilladero que existe, según subes a la preciosa Localidad de Medinaceli (Soria) y en la curva, ya a solo 150 metros de la preciosa Localidad que con sus vistas domina, todas las tierras de alrededor.

De él, tengo un gran recuerdo porque al tener una casita en el pueblo de Fuencaliente de Medinaceli, a muy pocos kilómetros, menos de 5 km. Allí tuve una humilde casita, que me servía para gozar los fines de semana con mi novia y pasear por su entorno precioso con una gran chopera y sus fuentes con dos caños, en la pila en la que aún, las mujeres acudían a lavar la ropa, con su jabón “Lagarto”, como antaño se hacía. Estoy hablando de hace 40 años.

La casa que estaba en mal estado la vendí, pero sin embargo, sigo poseyendo,  aún un terreno urbano, de 500 metros, en ese precioso pueblo con grandes fuentes, abajo, en el valle.

Por ello  acudíamos a menudo para pasear y admirar dicha Localidad, que posee Palacio, Convento de monjas de clausura y por cierto es la única de España y quizás del mundo, que posee un Arco Romano de “Tres luces”

El Palacio Ducal que allí se encuentra pertenece a “Los Duques de Medinaceli y la mayoría de sus joyas, se las llevaron a su Palacio sevillano

Dicho lo dicho, creo que queda meridianamente claro, lo que representa la palabra “SUMISIÓN” y que solo es el respeto, a  la fe y el acatamiento voluntario a Dios, siempre en posición de arrodillado.

A los humanos, sean de la condición que sean, se dirige a ellos de pie, recto y dejando claro que su opinión es tan válida, como puede ser la suya y ante la chulería del contrario, altivez nuestra.