Cada cual tiene un concepto especial sobre los hijos: hay padres que piensan que lo habitual es dejarlos que encuentren su identidad propia sin ponerles ningún obstáculo en el camino y hay otros que piensan que son única y exclusivamente suyos, volcando en ellos la responsabilidad de que sean lo que ellos jamás llegaron a ser sin preguntar si realmente eso es lo que quieren.
Aurora Carballeira provenía de Ferrol, de una familia adinerada y siendo la pequeña de dos hermanas, Josefa su hermana mayor resultaba un poquito ligera de cascos a pesar de ser la favorita de sus padres y ser Aurora siempre relegada a un segundo plano demasiado discreto.
Josefa, en una de sus múltiples juergas, engendró un hijo sin estar casada, lo que en 1896 era un escandalo y al darlo a luz, se marcho de Ferrol dejando al niño al cuidado de su familia.

 Nuestra amiga Aurora
 
La falta de interés de su hermana por su hijo ilegitimo, la suplió Aurora que era una adolescente de 12 años cuando nació el niño con mucho amor y sentido común, dándole todo el cariño que sus padres no le habían dado a ella: le acostaba por las noches, le leía cuentos y le tocaba canciones al piano que el pequeño disfrutaba, pero sobretodo, cuando Aurora le sentaba en las rodillas para tocar el piano con ella, lo que hizo que el pequeño con dos años fuese capaz de sacar al piano de oído una jota que Aurora le había tocado instantes antes.
El pequeño Pepito dio varios recitales, alcanzando la fama mas que por su virtuosismo por la curiosidad de ver a un niño tan pequeño que no llegaba a los pedales del piano, ser capaz de tocar seis piezas compuestas por el mismo. La Reina se ofreció a pagarle el conservatorio para que continuase su formación y tal era su fama, que Josefa apareció de nuevo en escena atribuyéndose el merito del talento de su queridísimo hijo, ese del que había pasado durante los primeros tres años de vida.
La Reina Cristina le solicito para que diese varios conciertos en palacio y finalmente, madre e hijo llegaron a Madrid para que el continuase su formación en el Conservatorio, disfrutando los dos del éxito del prodigio, mientras que en Ferrol, Aurora se corroía por dentro ante la injusticia que se acababa de cometer ya que siempre fue ella la que estuvo con su sobrino, Pepito y no su madre.
Pepito ya adolescente
 
No se si ahí la mente de esta mujer hizo un corto circuito ya que comenzó a pensar que el merito no era del niño, el tocar así,no era cosa de su talento, era cosa de ella y de su insistencia en llevarle con ella cuando ella tocaba el piano, ella era la responsable de que el hubiese sido capaz de llegar donde había llegado, era su obra maestra que le habían arrebatado...
Pero lo que ralamente causó impacto, fue el concepto de la eugenesia de Galton, que decía que la reproducción debía ser controlada, dejándose solo para los mas aptos para perfeccionar el fondo hereditario y sanear la sociedad junto con las teorías de Charles Fourier que abogaba por una sociedad justa donde todos pudiéramos vivir libremente expresando nuestras pasiones con el principio de que niños y mujeres entrasen en la sociedad con el mismo título de los hombres.
Con 35 años, sus padres fallecidos y una posición económica lo siguiente a desahogada, se propuso llevar a cabo su proyecto: si con Pepito había conseguido crear un niño prodigio de la música, ahora que era mas mayor, iba a crear a la mujer perfecta pero como no tenia marido ni interés en noviazgos, digamos que hizo un casting con los varones dispuestos a mantener con ella el acto sexual tan solo para procrear, se decía que fue un cura castrense que estuvo de acuerdo en los planteamientos y que tras dos o tres encuentros, Aurora se quedo en cinta de una niña.
Cuando estuvo segura de su embarazo, se trasladó a Madrid para darle la vida que tenia planeada para ella y el 9 de diciembre de 1914 llegó Hildegart al mundo.
Hildegart no jugo con muñecas, su primer juguete fue un puzzle de las letras del abecedario y cuando aprendió a distinguirlas, su madre comenzó a introducirla en el alemán, el francés y el inglés. Con menos de dos años aburrida del puzzle, su nuevo juguete fue una máquina de escribir con la que continuo aprendiendo mientras jugaba lo que propició que con cuatro años escribiese sin errores al dictado.
Con diez años, aleccionada por su madre en temas como los derechos de la mujer, la eugenesia , la sexualidad y el socialismo, dio su primer mitin sobre higiene social, participando entre los 12 y 14 años en conferencias como ponente y recibiendo un permiso especial para acudir a la facultad de derecho a sacarse la carrera que acabo con 17 años.
Participó en protestas contra Primo de Rivera, se afilio a UGT y a las juventudes socialistas, no tenia tabúes a la hora de hablar de anticonceptivos, la esterilización de los mas débiles o la mejora de la raza. Tenía fama de pasional en sus discursos pero no de buena oradora ya que a veces se atascaba.
Precisamente por ese motivo, muchos piensan que la cabeza pensante de sus discursos no era la propia Hildegart sino Aurora, que no la dejaba sola salvo cuando tenia que acudir a clase, le hacia algo mas que revisar los discursos y no se sabe que línea separa en ellos las ideas de Aurora que de la propia Hildegart.

Con la II Republica en ciernes, aun que se reconocía como democrática y daba el sufragio a las mujeres de 23 años, Hildegart en lugar de estar contenta, descubrió que el poder estaba corrompiendo a su partido, lo que la llevo a escribir un ensayo llamado "¿Se equivoco Marx?" donde mostraba la desilusión que vivía en ese momento, dándose de baja en el partido y uniéndose al Partido Liberal.
Su insistencia en la reforma sexual hizo que la nombraran secretaria en la Fundación de la Liga Española para la Reforma Sexual sobre Bases Científicas y Aurora contenta de que la teoría sobre la eugenesia se expandiera. Y tanto que se expandió por cierto.
La fama de Hildegart había traspasado fronteras carteándose con el propio Freud o H.G Wells que le pido que fuera su secretaria, cosa que Hildegart acepto.
Pero Aurora, que antes comente que habría sufrido algún cortocircuito, comenzó a ver conspiraciones en todos lados, veía que la gente quería llevarse a su hija, coches que aminoraban al pasar cerca de su casa, por lo que se compro un revolver para proteger a su hija y a ella misma ante cualquier tipo de ataque.

Hildegart


Pero su ataque, venia de casa, Hildegart estaba cansada de tener a su madre literalmente pegada a sus talones desde pequeña y no tener libertad para decir sus propios pensamientos ni hacer lo que ella quería hacer: cuando las invitaciones a Hildegart no se extendían a Aurora, ésta las vetaba, si Hildegart quería marcharse sola sin su madre, Aurora amenazaba con suicidarse.
Hildegart con 18 años quería volar y llevaba el peso colgado al cuello y dicen que había hecho algo impensable para su madre, comenzar a verse con un chico llamado Abel Vilella, los cimientos de la relación madre e hija se habían echado a temblar escribiendo Aurora un articulo firmado por Hildegart, profético sobre Caín y Abel.
Aurora pensaba que el padre debía de tener unos genes defectuosos y que no eligió bien y que no dio armas a su hija para que se alejase del mal camino así que la madrugada del 9 de junio de 1933, Aurora encontró la única solución razonable a su problema, cogió el revolver, entró en la habitación de su hija que dormía y la descerrajo tres tiros: dos en la cara y el último en el pecho.
Aurora se entregó de forma voluntaria a las autoridades dejando en el juicio una frase para la posteridad:

 

Fue condenada a 26 años que comenzó en Ventas para ser trasladada a Ciempozuelos donde fue perdiendo el juicio y las ganas de vivir, los exámenes mentales dijeron que sufría delirios pero no una patología como tal y que el asesinato le cometió perfectamente cuerda.
Se le diagnosticó cáncer y se negó a seguir tratamiento alguno falleciendo en el psiquiátrico el día de los inocentes de 1956.

 
Este caso te deja helado por que esta mujer no concibió nunca a su hija como tal, la inculco sus ideas, sus pensamientos y lo que ella consideraba correcto sin pensar que Hildegart un día se haría adulta y tendría curiosidades, su madre la crio para que se rebelase contra todo un sistema y contra la único peligroso contra lo que se rebeló, fue contra ella misma queriendo tener personalidad e ideas propias.
Esta si que es una mano que mece la cuna autentica.
 
Aquí tenéis el plano donde sucedió todo, antiguamente era galileo 57 y ahora con la numeración nueva es el número 51