Ayer, 16 de noviembre de 2021, día de la aprobación del indulto parcial a Juana Rivas por el gobierno en Consejo de Ministros, maniobra política que  permitirá a esta mamá no entrar en prisión y recuperar la patria potestad de sus dos hijos, sin duda es una fecha gloriosa para el feminazismo español, por el contrario, jornada luctuosa para la igualdad entre sexos, la justicia justa y la separación de poderes del Estado.

¿Pero qué es eso del traductor de Irene Montero? Pues un traductor que transforma el palabrerío feminista de la menestra Irene, perdón, ministra, en su verdadero significado. Veamos pues esa charlatanería femilista de la tal Irenita la consorte con suerte y pasémosla, una a una, por el traductor de Irene Montero:

"Cierra una brecha entre una legislación sin perspectiva de género” y una madre que protegió a sus hijos de la violencia machista", pero "llega tarde".

Traductor:

Legislación sin perspectiva de género es toda legislación justa que no distingue entre hombres y mujeres, aplicando el mismo reproche penal sin diferenciar sexo, ya sea masculino o femenino el de la persona en cuestión. Se trata de una legislación en igualdad.

Traductor:

Secuestrar a dos menores no es protegerlos de ninguna violencia machista, es un delito puro y duro que debe ser castigado, nunca indultado, sino cumplido en su integridad de penas. En este caso hay dos delitos, al ser dos menores los secuestrados.

Traductor:

La brecha que se cierra es la que va desde igualdad ante la ley que aplicó el juez de Granada hasta la desigualdad según sexo que ha aplicado el (des)gobierno. Cerrar esa brecha, pues, es ir de la igualdad hacia la desigualdad.

Ahora, ya que está el traductor en marcha, traduzcamos al (des)gobierno feminazi en manos de las menestras femilistas:

El Gobierno justifica la reducción de la pena atendiendo "al interés del menor" y las "circunstancias vitales en las que esta mujer tuvo que afrontar las decisiones".

Traductor:

No se ha atendido el interés del menor -en este caso dos menores de edad-, ni el del padre, sólo y en exclusiva el interés de la madre. El interés de los menores hubiera sido alejarlos unos años -los 5 años de la primera sentencia- de una madre que en su día los secuestró e impidió el contacto de esos menores con su padre.

Todos afrontamos decisiones en circunstancias vitales, porque si fuesen circunstancias mortales no podríamos adoptar ninguna, siendo una frase hueca que no dice nada ¿Y las circunstancias vitales de ese padre sin saber dónde estaban sus hijos? ¿Y las circunstancias vitales de esos hijos sin saber nada de su padre?

Es un indulto político 100%: Primero el Tribunal Supremo redujo la pena a la mitad (primera oferta 2x1) y de seguido el (des)gobierno vuelve a reducirla a la mitad (segunda oferta 2x1).

Es un indulto publicitario que convierte a una madre correctamente diagnosticada en Italia, en una heroína intocable en España, símbolo del brujerío nacional.

Es un indulto que incita al delito ya que se le dice al conjunto de las mujeres que, frente a un maltratador, es decir, frente a cualquier padre, hay que esconder y secuestrar a los hijos, que no le pasará nada por ese delito feminista.

Es un indulto internacional con el que se quiere publicitar las bondades del régimen feminazi Made in Spain y colonizar de nuevo centro América, ahora desde la Madre Matria, exportar el negocio, vaya.

Es un indulto psicológico que pretende hundir más a los padres, varones heterosexuales nativos, mostrarles que haga lo que haga una mujer con sus hijos ésta imitadora de Juana Rivas también va a salir indemne y sin reproche penal alguno.

Es un indulto demostrativo de la ausencia de poderes en España, país que concentra en el Poder Ejecutivo los tres poderes del Estado.

Es un indulto esperado, como no podía ser de otra forma. Los derechos de un padre y los de dos hijos nunca podrían haber puesto en entredicho todo un negocio que mueve miles de millones cada año, el feminismo Made in Spain.

Es un indulto fotográfico del régimen nacionalfeminazi o Dictadura de Género que estamos consintiendo en España.

Es un indulto documento, una prueba irrefutable de la desigualdad que genera el Ministerio de Desigualdad.

Es un indulto filtro: Primero está el juez, después el Tribunal Supremo y por último el gobierno. En cada etapa se rebaja la pena de la mujer de turno, no es éste el caso del juez de Granada que despachó a juana Rivas, un juez ejemplar, valiente, justo, independiente.

Es un indulto mercantilista, porque tras él está una empresa estatal con miles y miles de chiringuitos de género regados con el dinero que llega de la Unión Europea para “igualdad”.

Es un indulto electoralista que pretende seguir engañando a las mujeres, mostrándole la fuerza de ese nuevo gran macho, el Macho Estado Feminista, que ahora sustituye a su maltratador ex marido y que la satisface completamente con mil regalías a cambio de su voto.

Es un indulto indecente.