Vivimos en una época en la que el hombre es arrastrado inexorablemente por las ideas, pensamientos y juicios, que no proceden de su propia reflexión, ni de la mucha o poca información que pudiera atesorar, sino de la inevitable producción de eslóganes o consignas, en su mayoría perversos y dirigidos a la obtención del poder, ya sea social, político o económico, que proceden de castas, organismos o medios de comunicación, todos ellos, bastardeando la convivencia, el orden y la propia Naturaleza humana.

El problema gravita, no tanto en lo que se sabe, sino en lo que no se quiere saber; el hombre, va perdiendo irremisiblemente sus capacidades de discernimiento, su voluntad de perfilar o arraigarse en su propia mismidad, en su intransferible “yo”.

Jesús advirtió a sus discípulos: “Guárdense de los falsos profetas que vienen en ropa de oveja, pero por dentro son lobos feroces” (Mateo).

De esta horda de depredadores, de esta soldadesca perniciosa, que nutre y conforma la denominada Ideología de género, es de lo que  va a tratar la reflexión.

Intente el lector abundar o profundizar, así como corregir o matizar lo que a continuación se pretende exponer.

El Apocalipsis describe a la Bestia como un monstruo inspirado por el diablo y con la facultad de pelear contra la Naturaleza, es decir contra Dios.

El plan ideológico de género es el más ambicioso de la Historia de la Humanidad; la Bestia es una estructura de poder totalitario que impone a los pueblos una forma de vida opuesta a la Naturaleza, y cuya veneración y asunción está inspirada por una propaganda similar a la de los totalitarismos comunistas o fascistas.

Estas tiranías, tanto marxistas como nazis pretendían cambiar la sociedad, pero nunca quisieron cambiar la Naturaleza humana.

La familia, el sexo y las relaciones humanas proceden de un pacto social, ese contrato es lo que pretende abolir y cambiar la Ideología de género.

En uno de sus textos “canónicos”, el documento de la contrasexualidad se manifiesta de la siguiente manera: “los hombres y las mujeres son construcciones del sistema heterosexual de producción y reproducción que autoriza el sometimiento de las mujeres como fuerza de trabajo sexual y como medio de reproducción”

Ese mismo tratado de la contrasexualidad apunta a sustituir ese contrato social que denominamos Naturaleza por un contrato contrasexual; en donde los cuerpos no se reconocen como hombres y mujeres sino como “cuerpos hablantes”.

La diferenciación sexual no importa, lo que importa es la diferenciación de género.

Que a esto lo tachemos de absurdo, de disparate, de sinrazón, no basta, el Anticristo se va abriendo paso en todo el orbe, y así como en la famosa batalla de Empel (1585), cuando los Tercios españoles se encontraban en situación desesperada y los holandeses les propusieron la rendición, la respuesta fue: “los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos”; así ha de ser la defensa a ultranza de los que nos regimos en esta vida por las leyes, ya no digo de Dios, pero, sí, de las que nos impone la Naturaleza.

El filósofo alemán Pieper afirma: “el Anticristo pertenece al campo político, hay que pensar en el Anticristo como una figura del ejercicio del Poder político extendido a toda la Humanidad“.

El Estado mundial del Anticristo será un Estado totalitario en sentido máximo”

Y continúa, “pero esto no depende solo de la ambición de poder, sino al mismo tiempo, de la naturaleza misma del estado mundial”

Lo irracional llega al extremo de ir en contra de la ciencia, de la misma biología, uno puede decir que se siente mujer, pero una vez mutilado y “hermoseado” seguirá siendo hombre; su ADN confirmará la situación original.

La Ideología de género dispone de muchos vasallos, entre los que se cuentan como principales:

La manipulación del lenguaje y el control de la comunicación. La sociedad está sometida a un lavado de cerebro. La información, en un elevado porcentaje, está en manos de no más de 7 u 8 transnacionales, lo mismo ocurre con la música o con la pornografía; estas transnacionales son en su mayoría americanas.

El aborto se convierte en interrupción voluntaria del embarazo y las leyes que regulan el aborto en salud sexual y reproductiva.

Si dos homosexuales se quieren, deberían casarse; si dos hermanos se quieren, deberían casarse; si un padre y una hija se quieren, deberían casarse; ¿por qué no debería casarse un hombre con un animal?

La educación (batalla perdida en España). Los niños en su más temprana edad son objeto de manipulación antinatural por la Ideología de género, muchas veces impartida por profesorado homosexual.

Se les explica, cuando no se les estimula a que se considere normal que un niño se convierta en homosexual.

¡Todo es normal! La Naturaleza se puede destruir sin ningún problema, la misma ley natural se desacredita relativizando cualquier entorno, instinto o concepción natural del hombre.

La ley, que humilla a muchas mujeres que se han hecho a sí mismas y que las margina por el mero hecho de pertenecer al género femenino, al recibir una protección adicional, ser calificadas como víctimas y requerir tutela institucional y normas de discriminación positiva respecto al hombre.

Todas las mujeres están en situación de discriminación y desigualdad con respecto al varón, y esta afirmación justifica la redacción de las normas que se derivan de la ley.

Normas que acaban con el principio de igualdad ante la ley como son las de violencia de género (apelando a los sentimientos).

Según su plan estratégico ideológico no existen denuncias falsas o infundadas, cuando la realidad es que casi un 80%, sí, lo son, atendiendo y en la posibilidad de adquirir la futura custodia de los hijos, el disfrute del hogar conyugal o ser sujeto de arbitrarias subvenciones.

Bajo la perspectiva del derecho penal la gravedad del acto cometido no  lo aporta el contenido del propio acto ilícito sino la pertenencia al género masculino.

El hombre tiene que demostrar que es inocente, la presunción de inocencia queda sumida en el fango de la Ideología de género.

Los actos ilícitos entre la pareja, suponiendo que son constitutivos y tipificados con la misma gravedad penal, son castigados con penas diferentes, siempre en perjuicio del varón.

La Ideología de género debe apropiarse del concepto de feminismo para implantarse en la sociedad y vender su “producto”.

La Ideología de Género no es susceptible de error, nunca cambiará su idea, lo que pretende es cambiar la realidad, para que esta se ajuste a sus pretensiones.

Leyes que propician la pedofilia y hebefilia; ¿Quién puede instruir mejor a un niño o a un adolescente en el sexo que un adulto?

Un profesor puede ser amonestado, multado, perder el puesto de trabajo o ser encarcelado por negarse a enseñar los presupuestos de la Ideología de género.

Control del cristianismo. Única cosmovisión que se enfrenta con la Ideología de género en Occidente. Debe ser derrotado y aplastado. ¡Cómo?, publicación de Biblias gays, creación de teologías cristianas gays, infiltración en organismos cristianos, en definitiva inyección de la Ideología de género en el movimiento cristiano mundial.

Para corroborar sus tesis, era necesario encontrar un punto sexual en el cuerpo humano que permita decir que no existe diferenciación entre el hombre y la mujer; y lo han encontrado, el ano.

El documento de la contrasexualidad nos dice:” El ano es el espacio erógeno a potenciar, es el espacio neutro para todos los cuerpos hablantes, el ano es el centro erógeno universal más allá de los límites impuestos por la diferenciación sexual, el trabajo del ano no apunta ni a la reproducción ni al nexo romántico”

¡Por cierto! la ilustrada socialista, Carmen Calvo, a la sazón vicepresidenta del gobierno español, no hace demasiado tiempo nos deleitó con una de sus reflexiones, en las que instaba a la mujer a arrinconar y olvidar el romanticismo en su relación con el hombre; bien que lo siento, pues, yo siempre he tenido un fervor, un amor, si se quiere cargado de romanticismo hacia esta mujer, paradigma de la mujer andaluza, que de haber coincidido en la época de Julio Romero de Torres, sin duda la habría inmortalizado en uno de sus bellos cuadros.

¿Cómo va a ser la sociedad que propugna la Ideología de género?

La sociedad contrasexual demanda que se borren las denominaciones masculina y femenina.

Cada cuerpo llevará un nuevo nombre que escape a las marcas de género.

Tras la abolición del sistema de reproducción heterocentrada, la sociedad impone la abolición del contrato matrimonial, abolición de los sistemas de trasmisión y legado de los privilegios patrimoniales y económicos adquiridos por los cuerpos hablantes en el marco del sistema heterocentrado.

Universalización de las prácticas estigmatizadas como abyectas, resexualización del ano, parodiar y simular nuevas formas orgásmicas no relacionadas con el romanticismo, pudiendo desvelar los beneficios de la violencia y el dolor.

La relación contrasexual será válida y efectiva por un tiempo limitado, nunca debe suponer la totalidad de la vida de un cuerpo hablante. No conducirá jamás al acto de reproducción, los métodos de contracepción e interrupción del embarazo serán distribuidos a la totalidad de los cuerpos hablantes, siendo obligatorio su uso.

Denuncia, persigue y castiga las políticas médicas, psiquiátricas y jurídicas que impidan los cambios de sexo.

Las actividades contrasexuales serán un trabajo social.

Esta nueva sociedad demanda la abolición de la familia, se establecerán e implantarán relaciones individuales y prácticas en grupo. Limitará la capacidad de reproducción de las parejas, siendo su ideal el que carezcan de romanticismo, no vaya a ser que se quieran, se enamoren y tengan hijos.

En el título de la reflexión se observa que la intención es continuar con la exposición de este asunto, que creo merece gran interés; es la primera vez que demando al lector que se le dé la difusión que  crea conveniente, y fundamentalmente a las mujeres de su entorno familiar.

En definitiva, todos en una medida u otra estamos aprendiendo de los grandes riesgos que comporta la Ideología de género.