“Anne Hidalgo, alcaldesa de París desde hace 4 años y aspirante a la Presidencia del Gobierno de Francia habla un castellano casi perfecto. Con algo de acento francés, en ocasiones casi se intuyen sus orígenes andaluces. Porque Hidalgo, que sería la primera mujer presidenta del Gobierno de Francia, nació en San Fernando (Cádiz) en 1959.

"¡Soy andaluza y los andaluces no son aburridos!", reivindicaba hace unos días en una entrevista digital en el diario Le Parisien. “Los que me ven así (aburrida) no me conocen. En política, soy muy seria. Pero en mi vida personal me gusta salir de fiesta, vivir en grupo, estar con mi familia”, aseguraba.

La familia de Hidalgo siempre ha estado unida a Francia. Su abuelo, socialista y republicano español, tuvo que huir durante la Guerra Civil. Luego volvió a España, pero en el regreso su esposa murió y a él le condenaron a cadena perpetua. El padre de Hidalgo se tuvo que criar, por tanto, con sus abuelos.

Pero las huidas a Francia de la familia no habían acabado. En los 60 tuvieron que volver a emigrar, esta vez por problemas económicos, así que la dirigente socialista abandonó España cuando sólo tenía dos años, se crió en Lyon y obtuvo la nacionalidad francesa a los 14 años.

SU AFRANCESADO NOMBRE

Con su familia siempre habló en español, pero con su hermana, que ahora vive en Estados Unidos, se comunicaba en francés. Anne es en realidad Ana, aunque como ella misma reconocía en una entrevista en El País, nunca escogió "afrancesar" su nombre. "Lo hicieron en la escuela. Fuera de casa me llamaban Anne, sin consultarme, y así quedó en Francia. En casa, los amigos, los compañeros, me dicen Ana. Algunos me llaman Anne con todas las letras".

Anne, o Ana, se trasladó a París ("una ciudad mítica"), se doctoró en Derecho y entró a formar parte del socialismo francés en 1994. Sus padres ya habían vuelto a San Fernando (donde ella viaja con frecuencia), pero Hidalgo eligió seguir en Francia, donde ha trabajado como inspectora de trabajo y ha ocupado distintos puestos en la política desde 1997.

En ese año entró a formar parte del equipo de Martine Aubry, Ministra de Empleo y Solidaridad y luego ha ido encadenando distintos cargos hasta llegar a teniente de alcalde de París y a ser condecorara en 2010 por orden del rey Juan Carlos con la Real Orden de Isabel la Católica.

Hidalgo tiene mucho que decir a partir de hoy… y más si llegara a ser Presidenta del Gobierno de Francia, pues sería la primera mujer en ocupar la más alta magistratura y la que se sentase en el sillón de Napoleón Bonaparte.

Y esto nos hace preguntarnos

¿Le gustaría a usted que una mujer fuese Presidenta del Gobierno de España?

Decida usted. Vote

 

¿Cuál de estas cinco mujeres podría ser Presidenta del Gobierno de España?