El porridge escocés con mango caramelizado es un desayuno completo y energético por lo que no requiere de más acompañamiento que un café, té o la bebida de vuestro gusto. ¿Os animáis a probarlo?

Ingredientes para una ración

  • 40 g de copos de avena,
  • 250 g de leche,
  • 1/4 de mango,
  • 15 g de miel (1 cucharada),
  • 10 g de almendra laminada
  • semillas de chia

Cómo hacer porridge escocés con mango caramelizado

Colocamos los copos de avena en un cacito y le añadimos la leche fría. Calentamos a fuego muy suave, removiendo de vez en cuando para que no se agarre a la base, durante el tiempo necesario para que espese la mezcla y se amalgamen los dos ingredientes. El tiempo dependerá de la fuerza de vuestra placa o cocina a gas y del punto de espesor que le queráis dar.

Mientras el porridge se cuece lentamente, tostamos las almendras laminadas en una sartén, a fuego medio. En el momento en que veamos que adquieren color, las retiramos y reservamos. Calentamos la miel en la misma sartén y añadimos el mango cortado en trozos de similar, removemos y dejamos caramelizar durante un par de minutos.

Una vez listos todos los elementos, solo falta montar el desayuno. Vertemos el porridge caliente en un cuenco y esparcimos por encima unas cuantas almendras laminadas. Colocamos el mango caramelizado en el centro y espolvoreamos con semillas de chia para darle un toque extra de crujiente. Servimos inmediatamente.