José Manuel Gómez Rodríguez es Secretario de Programas de Medio Ambiente, Industria y Urbanismo de en en TÚpatria. Geológo de profesión, con un buen número de Máster y experiencia en importantes empresas, tiene una amplia trayectoria política en partidos como UPYD, Ciudadanos y Vox...Analiza en esta entrevista su incorporación a ECDE.

¿Qué supone para usted colaborar en El Correo de España?

La oportunidad de trasladar a la opinión pública, “lo que no se le dice”, “lo que no se sabe”, y “plantear dudas razonables al lector sobre lo que se tergiversa mediante manipulación de la información”.

¿Cómo valora la labor de este medio?

Muy importante, permite presentar alternativas a la manipulación mediática de algunos medios

Usted experto en temas muy variados: Luz, inundaciones etc

Mi formación como geólogo y sobre todo mi experiencia profesional en proyectos internacionales, con un sesgo marcadamente técnico y medioambiental, me permite aportar un buen conocimiento en sectores como:

Industria / Minería, recursos estratégicos / Energía, el mejor de los recursos que no explotamos la “Geotérmia” / Urbanismo sostenible frente al urbanismo clásico / Cambio-Variabilidad climática natural y antropogénica/ Transición energética / Mix energético influencia del gas natural y de las emisiones de CO2 / Gestión de recursos hídricos superficiales y subterráneos / Suelos contaminados / Infraestructuras para la gestión de los recursos hídricos/ Gestión de proyectos / Energías renovables, tecnologías / Impacto de la transición energética en las cuencas carboníferas, alternativas al proceso seguido / Agricultura-Ganadería-Pesca en relación con su medio ambiente y desarrollo sostenible / Sequías / Inundaciones / etc.

¿Cómo su paso por la política en diferentes partidos marcó su vida?

Mi paso por la política me ha servido para entender desde mi óptica personal, porqué la política, independientemente del sector que represente no suele ser eficaz ni eficiente, y es que en este contexto intervienen varios factores:

Gran parte de los políticos no tienen formación superior, es cierto que existen personalidades autodidactas con alto CI, pero eso NO es estadísticamente la norma, es la excepción, y en España diera la impresión de que abundan por todos sitios.

Gran parte de los políticos no ha trabajado en su vida en ninguna pyme, multinacional, ni siquiera como autónomos, es decir sólo han visto los toros desde las gradas, lo cual es un problema porque desconocen los problemas de la gestión de los proyectos, no digamos cuando aparecen desviaciones a lo planificado, en ese caso quedan a merced de los asesores externos que podrán ser muy buenos, buenos, mediocres o indiferentes, no les queda más remedio que como se dice en estrategia empresarial “ huir hacia adelante” porque no tienen experiencia para plantearse dudas razonables y cuya decisión es técnica y no política.

Muchos políticos adolecen del enriquecimiento que proporciona el conocimiento y vivencia en otras culturas y sociedades distintas a la nuestra, son más de fines de semana o cortas vacaciones acompañados de hamburguesas, porque si algo hay que reconocer es que en el conocimiento de idiomas somos un pueblo poco culto y esto no deja de ser un hándicap (no me sirve como respuesta aquello de que los demás países tampoco lo son, “porque mal de muchos consuelo de tontos”. Menos mal que nuestros jóvenes hoy en día con la estancia que proporciona “Erasmus” ya regresan con otro concepto sociocultural más amplio.

Los cargos de confianza están en su mayoría ocupados más por su grado de fidelidad al partido más que por su experiencia, conocimiento y valía profesional del cargo en cuestión.

Muchos políticos son “políticos de corto plazo“, es decir su visión de futuro dura lo que dura la legislatura, es decir no más allá de 4 años.

Esto es un problema porque cuando no existe visión del medio y largo plazo no es posible planificar con visión de Estado, sólo resta el corto plazo, y los que hemos trabajado en Gestión e Ingeniería de Proyectos sabemos por experiencia que en periodos tan cortos es muy difícil terminar con eficacia, eficiencia y a tiempo según lo programado, los proyectos en curso sin alterar lo presupuestado, es una de las razones entre otras, del porqué una gran parte de los proyectos que se licitan y aparecen en el BOE, terminan costando el doble o el triple de lo presupuestado, además de que se suele salir a licitación con nivel de anteproyectos y no de proyectos a precio cerrado, lo cual da pie a las posibles mejoras que presente el adjudicatario y claro así nos va.

En resumen mi paso por la política me ha permitido entender que cuando el progreso de España como Nación se basa exclusivamente en discursos llenos de retórica y de actos del ordenamiento jurídico en todos sus campos como única herramienta de trabajo que solo tiene como objetivo que se cumpla la legislación (y que es necesaria), pero que desde luego no es una herramienta válida y suficiente por si misma para REINDUSTRIALIZAR ESPAÑA, CREAR PUESTOS DE TRABAJO, ELIMINAR LA PRECARIEDAD SALARIAL, REDUCIR LA DEUDA PUBLICA, REDUCIR EL IPC, INCREMENTAR EL PIB, REDUCIR LOS IMPUESTOS COMO SISTEMA RECAUDATORIO, REDUCIR LOS PRECIOS DE LAS MATERIAS PRIMAS PARA LOS SECTORES PRODUCTIVOS, MEJORAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA EN TODOS LOS SECTORES, REDUCIR LA PRIMA DE RIESGO PARA ATRAER LA INVERSIÓN, MEJORAR EL BIENESTAR SOCIAL, POTENCIAR Y SELECCIONAR EL TURISMO CON OFERTAS DE MÁS NIVEL DE CALIDAD, CONSOLIDAR SU APORTE AL PIB COMO ESTRATEGIA A LA VOLATILIDAD GEOPOLÍTICA DEL SECTOR TURISMO.

TODO ESTO REQUIERE MAS INDUSTRIA, MÁS I+D+i, MAS TECNOLOGÍA, MAS ACTUAR COMO EMPRESARIOS CON VISIÓN DE FUTURO, REDUCIR LA DEPENDENCIA DE LAS MATERIAS PRIMAS Y COMPONENTES DE IMPORTACIÓN, EQUILIBRAR LA INFLUENCIA DE LA GLOBALIZACIÓN EN EL POSICIONAMIENTO INDUSTRIAL DE ESPAÑA Y ASÍ UN LARGO ETC,.

Importancia de que haya medios en defensa de la historia de España y de su esencia como patria

La importancia de que existan medios de defensa de la historia de España es básica e indisoluble y fundamental para mantener el concepto de Historia y el sentimiento de “Patria España” en su contexto histórico, de su amor por la Patria España y aceptación de leyes tan antiguas que se pierden la noche de los tiempos y cuyo acervo se fraguó en la Constitución de las Cortes de Cádiz en 1812 y la Constitución de Cortes del Congreso de los Diputados en 1978, ratificada por referéndum y sancionada por su Majestad el Rey Juan Carlos I.

Sin historia no existimos, no somos nada, si hacemos un paralelismo como geólogo que soy sería inimaginable justificar que los 4.500 millones de años de evolución del planeta Tierra no hubieran existido, o que alguien negara el registro de los acontecimientos evolutivos del planeta Tierra (es decir su geología histórica), si negásemos que lo que somos hoy en día es el resultado de una serie de acontecimientos históricos acaecidos en el transcurso de miles de millones de años, ¿que seríamos entonces? ¿UNA GENERACIÓN EXPONTANEA? ¿CÓMO EXPLICARÍAMOS A LOS UNIVERSITARIOS QUE ES LA GEOLOGÍA, SI NO PUDIÉRAMOS DEMOSTRAR LA SECUENCIA DE ACONTECIMIENTOS ACAECIDOS, ¿QUÉ SERÍAMOS ENTONCES UN HIATO EN EL TIEMPO?

Quién reniega de su historia, de su identidad y de su sentimiento de ser, no puede justificar como es nuestro caso que nuestra esencia es el resultado de siglos de evolución de la población autóctona de Iberia desde el sur peninsular hasta la frontera con Francia.

Tras su paso por vox ¿Cómo afronta su nueva andadura en el nuevo partido TÚpatria?

TÚpatria me ofreció la oportunidad de participar en su proyecto político donde se valora el conocimiento, la experiencia y la formación como fundamentales, frente a todo aquello que gran parte de los integrantes de TÚpatria habíamos vivido previamente, es decir una clásica estructura vertical de ordeno, mando y selección de cargos, apropiada para quién guste de ese leitmotiv, LO CUAL NO ES EL CASO DE TÚpatria.

Desde mi posición como miembro de la CEN y vasta experiencia en áreas técnicas, afronto mi andadura con mucha ilusión, sobre todo por el equipo de personas que lo conforman.

Personalmente he ponderado que la confrontación jurídica de otras formaciones políticas como única arma arrojadiza puede ser eficiente en determinadas situaciones iniciales, pero desde luego no es una herramienta eficaz para sacar a España de la situación socio-económica en la que se encuentra, por eso desde TÚpatria cuando se realizan críticas a la oposición en general desde el contexto de su ideología y de su política siempre están apoyadas por propuestas que van más allá de la crítica per se.

En TÚpatria las propuestas de desarrollo técnico tienen un gran peso porque el conocimiento y la experiencia sirven de apoyo a la I+D+i, a las tecnologías, a las infraestructuras, a la industria, al urbanismo, a la minería, a la buena gestión de los recursos hídricos, a las energías renovables, a la transformación digital de las empresas, a la agricultura, a la ganadería a la pesca, a los parques nacionales y naturales, al turismo y al ecoturismo, al espacio rural de España y claro está todo ello dentro del contexto medioambiental y de desarrollo sostenible.

La tecnología y la gestión que se hace de ella deben ser un todo, porque cuando la gestión va dirigida a obtener el máximo beneficio sin tener en cuenta el área de influencia y los impactos que determinadas estructuras tienen en las poblaciones cercanas se rompe el concepto de sostenibilidad social, nunca se desviste un santo para vestir a otro.

¿Cuáles son los principales puntos de su ideario político?

En términos generales mi ideario personal es idéntico al ideario de TÚpatria, pero si me piden seleccionar los que más me identifican, me decanto por:

      1. La unidad de España

      2. La defensa de la vida hasta la muerte natural

      3. La reforma constitucional

      4. Apoyo a la industrialización, creación de empresas y Pymes

      5. Dotar a las FCSE de los presupuestos necesarios

      6. La libertad de expresión

        tu-patria