Veíamos el devenir de los que se llamaban "rojos" y obedeciendo a Rusia y Stalin, empezaron la guerra civil en España, y a quemar iglesias y asesinar religiosos, ya en la Segunda República. Después la tomaron con los que iban a misa, como mi familia. Afortunadamente nuestra tierra no se convirtió en un satélite de la Unión Soviética comunista, gracias al levantamiento de los militares el 18 de julio. Ahora tras esta situación convulsa y crítica, viene el borrón y cuenta nueva y como no empiece por VOX, no habremos hecho nada. Que se hagan más de Vox es lo bueno y que no crean que les van a fallar. Si VOX cambiara los principios duraría 24 horas. Es el único partido que no engaña ni se engaña; ni puede cambiar los principios, cosa que no ocurre a los demás, porque no los tienen. Es el único partido que debe su existencia a su fidelidad en los firmes principios y raíces de la mejor España. La cobardía y timidez siguen siendo el común denominador de gran parte de la derecha, mientras que a la izquierda el atrevimiento, la procacidad y la desvergüenza le son innegables.

Suficiente con ver pedirles perdón a Mañueco tras haber caído en la trampa García Gallardo, por su inexperiencia, con la procuradora discapacitada del PSOE que le preguntó cómo trataba a las mujeres discapacitadas. ¿No os disteis cuenta a la voz de ya, que eso estaba todo preparado? Se vio bien a la luz meridiana que era un montaje como el cebo de un anzuelo en el que cayó lo que buscaban. ¿No hubieras estado mejor callado, Mañueco, pensando que caísteis en la trampa los dos como tontos? Encima quisiste confirmar tu ignorancia, pidiéndoles perdón. Nunca verás que ellos te lo pidan a ti. No conocéis para nada a la izquierda, pardillos. Eres todo un recluta que pagó su quintada, Alfonso Fernández Mañueco. Lo has hecho aún peor que el joven vicepresidente Juan García Gallardo, que se defendió como pudo el hombre, luchando entre la red sutil que le tendieron. Mientras no seáis capaces de captar los tentáculos invisibles del maligno, no seréis conscientes de lo que tenéis de frente.

Luchar hoy contra el PSOE, dictador y anti demócrata es luchar contra el mal y por el bien general de los españoles. Los enemigos de España deben pagar sus delitos en la cárcel, o el destierro. Después hay que reformar la Constitución para que comunistas y toda esta chusma, infecta y tóxica, no pueda volver al poder, como ocurre en toda Europa; luego ver cómo las autonomías hunden la nación para conseguir quitarlas de la Constitución, ya que con la autorización del partido comunista, son los dos errores garrafales que por presiones quedaron plasmados en el texto constitucional. Hoy se ven sus nefastas consecuencias. Las autonomías hay que volarlas empezando por catalanes y vascos, antes que ellos vuelen los cimientos de España.

Ni que decir tiene que todo lo que ocurre empezó por la corrupción, y por ella, y ahora por liquidarla, ha de empezar la regeneración de España. El estado actual que empeora cada vez más es cosa de la izquierda, que, como no, culpa a la derecha que sigue siendo medio tonta. Como no se aten los machos y espabilen seguiremos en la mierda retozando entre los cerdos, sacrificados por los enemigos a su antojo. Así estamos, pero a media España eso no le gusta porque aún conserva la decencia. La otra media sinvergüenza sigue a gusto en la burra robando a la otra media que no levanta la voz; pues negar la división es una estupidez y se ve en las votaciones en este país que califican de pillos y mangantes. La sociedad está más que dividida desde que ZetaP empezó a dividirla trayendo otra vez la guerra civil, dándoles ingentes cantidades de dinero que aún siguen, y manipulando el pasado. Después vino la compra de voluntades que no ha cesado. Pero Sánchez -que no hace más que repetir la palabra "progresista"- llama a la oposición, mangantes, y estos quedan tan frescos y lo dejan por imposible. "Apártate que me tiznas, dijo la sartén al mango".

Otra cosa será la situación moral. De su superioridad, presumen la izquierda cuando invierte las víctimas por los verdugos. ¿Y no hay nadie que le pida cuentas? La mentira la empiezan a enseñar en la juventud y la infancia con los diabólicos planes de enseñanza y adoctrinamiento. Un político debe dar ejemplo. El que mienta debe ser automáticamente expulsado de la política, en la que sobran más de la mitad de sus miembros, debido al nepotismo, la corrupción, y las "autonosuyas". Si se prohíbe la mentira, ¿qué será de Antonio que es el nuevo nombre que le adjudicaron a Pedro Sánchez? Se cuentan con los dedos de una mano las verdades que se le hayan podido escapar. La izquierda prohíbe todo menos la mentira porque vive de ella.

Santiago Abascal decía que hay que quitar del medio todo lo que hicieron los socialistas. Esa será la tarea principal para pacificar a la gente y darle ilusión y trabajo. Sacarla de la revolución constante que le insufla la izquierda, envenenándola y enloqueciéndola, en su inquietud. Para organizar una sociedad de otra manera tan diferente a lo que hicieron los socialistas, mintiendo siempre con las palabras "progresistas"; con la degradación social, la corrupción y ahora el estado de descomposición en el que la sociedad se encuentra sumida; hará falta más trabajo del que parece para barre tanto "progresismo". En la cultura inmaterial en la que tanto daño hicieron, restablecer todo lo que se pueda. Como el Valle de los Caídos, que se está cayendo, volviendo allí los restos de Franco si su familia así lo quiere, por ejemplo. De él son estas palabras en su último mensaje: "No olvidéis que los enemigos de España y de la civilización cristiana están alerta". Ni tan alerta... Eso va a misa aunque quien sea no vaya nunca. Quien no crea esto que se lo haga mirar, porque su mente anda como el país y sus dirigentes. Ahora indultando a lo peor del reino.

Si empezamos otra vez de cero en el erial que van a dejar los socialistas será para hacer las cosas bien y no repetir el mismo error. Ya no podemos volver a tropezar en la misma piedra.