Estas cosas pasan por poner en la Fiscalía Generala de la Estada a la criaturita Dolores Delgado, que pertenece y sirve a un partido político como es el PSOE, partido que viene sobreviviendo electoralmente gracias a su marketing feminista, un monopolio socialista ya convertido en una industria a nivel estatal que da colocación a medio país y absorbe ingentes fondos europeos destinados a igualdad, pero que aquí emplean en desigualdad. Eso sí, una vez despojado este camelo de tanto ropaje o disfraz, en esencia se trata de  una corruptela del Poder Ejecutivo que compra votos a las mujeres a cambio de hacerles leyes a la carta, leyes antivarón, más de 300 normas en vigor con un rasgo definitorio de persecución y aniquilación de todo lo que suene masculino-heterosexual.

En esto, el departamento que dirige la tal Dolores Delgado, se deja caer con su Memoria Anual 2019 y como si la Fiscalía General del Estado no tuviera cosas más importantes a las que dedicarse, Dolorcita pone el foco de atención en las señales de tráfico y las tacha de machistas.

La señal de tráfico que ha centrado el trabajo de las redactoras de esta “memoria” ha sido una señal vertical de peligro que se coloca en las inmediaciones de las escuelas advirtiendo a cada conductor que se pueden cruzar niños camino de su centro escolar. En ella aparece un niño que corre dando la mano a una niña más pequeña, se supone que su hermanita. La señal no deja de tener un cierto componente cívico al ser el propio hermano quien acompaña a una niña más pequeña y la toma de la mano para protegerla y acompañarla a la escuela.

Pues no, esa señal es sumamente machista, porque simboliza la situación de dependencia y de subordinación de la mujer al hombre. Esta hipótesis feminista, claro está, surge al ver el mundo con las gafas del feminismo radical, primitivo y subvencionado español, que ni es feminismo ni nada, sino un hembrismo rencoroso y vengativo, asocial e ilegal en sus conquistas arbitrarias y politizadas que viene alcanzando.

Personalmente nada he tenido que objetar a esa señal: dos hermanos camino de la escuela y es el mayor quien se responsabiliza de su hermanita ¿Se han preguntado estas feministas de la Fiscalía de Dolorcita qué opción sexual tomará de mayor ese niño de la señal?, ¿y la pequeña, la hermanita que da la mano al niño, engrosará las filas del lesbianismo rojimorado? Desde luego, entrar en estos matices tan politizados y tan de mal gusto, eso sin duda es propio de gente que no tiene nada que hacer y a las que les pagamos para que sigan viviendo del cuento chino ese del género, palabro recaudador de millones de euros, y rebuscando con lupa machismo por  todos lados, para que así no pare la gran rueda de las colocaciones y subvenciones de las bien-pagás y los plachabragas que integran esta secta de caraduras.

Pero ciertamente no estaría mal dar un toque de igualdad a algunas señales y ahí van algunas sugerencias para que Dolorcita y sus chicas femilistas (con ele) las hagan llegar al Director General de Tráfico:

Niños: una niña mayorcita lleva de la mano a su hermanito pequeño, así la que domina es ella y el subordinado el pequeño varoncete, para que sepa desde niño lo que le viene encima.

Obras: una mujer con tacones distintivos y falda, a ser posible corta,  empuña una pala y recoge arena de un montón.

Animales sueltos: cambiar el ciervo por una cierva.

Ciclistas: una chica con falda, ahora sí, cortita.

Entrada prohibida a animales de montura: una gitana de la Feria de Abril (Sevilla) montada en su yegua.

Estas cosas pasan por poner de Fiscalía Generala de la Estada a una política, la tal Dolores Delgado, en vez de una persona solvente de independencia contrasta y adecuada capacidad que vele por la igualdad entre hombres y mujeres, como también atienda y centre su trabajo en los problemas básicos y urgentes que tiene este país: España como circunscripción electoral única en las Elecciones Generales, endurecer los delitos de secesión y rebelión, dar salida al Estado Autonómico y derogar el extensísimo articulado feminazi que infecta los códigos Civil y Penal, más de 300 normas inconstitucionales desde el año 2004 hasta hoy.