Ha ganado por la mínima gracias a un tanto de Antoine Griezmann en el 60’. Pero ha sido lo de menos, porque el Atlético de Madrid estaba de estreno, y no de uno cualquiera. Inauguraba por fin su tan ansiado nuevo campo, el Wanda Metropolitano, y el debut ha merecido la pena. Los jugadores incluso dieron la vuelta de honor tras el encuentro, con el objetivo de agradecer todo el cariño recibido por la afición en una noche tan especial.

Fueron cerca de 68.000 atléticos los que ansiaban más que nadie que llegara el día del estreno. Y respondieron como merecía, convirtiéndose en ese jugador número 12 que llevó a su equipo a la victoria. Como notas destacadas, Enrique Cerezo quiso dar ejemplo y llegó al Estadio en Metro. Eel estreno contó con la presencia de Su Majestad el Rey Felipe VI, hubo paracaidistas y Gárate, Torres y un niño de la cantera llamado Hugo tuvieron el privilegio de hacer el primer saque de honor en el Wanda Metropolitano.

Los rojiblancos fueron superiores en todo momento ante un Málaga que todavía no ha conseguido sumar un solo punto en cuatro jornadas. De hecho, es el único equipo junto al Alavés que no ha estrenado su casillero esta temporada de Liga. Mientras, los de Simeone ya cuentan con 8 puntos gracias al tanto de Griezmann, cuyo nombre pasará a formar parte de la historia de su equipo y del estadio por convertirse en el primer jugador en marcar en él.