Dicen constantemente eso de que la llamada Transición junto con la Constitución del 78, trajo la paz y la prosperidad al país, cuando no es así. Fue el régimen de Franco el que lo consiguió, quieran o no verlo algunos. El actual sistema, simplemente, ha vivido de los logros del anterior régimen, es más, peor aún, se los ha ido cargando a largo plazo.
 
Eso si, a Franco se le pone como el malo de la película en casi todo. Nos distraen de muchos problemas echando la culpa de ellos al Caudillo y a su obra, (gracias, entre otras cosas, a la ley de ''memoria histórica''), sólo para insinuar que este sistema es el mejor para seguir manteniéndolo sin cambios, contra viento y marea. ¿Por qué?, pues porque hay muchos entre bambalinas interesados en que dure eternamente una ''España lacaya'', por ejemplo.
 
Resumiendo, el sistema adecuado que debió haber tenido España, fue el creado por su régimen, ese que nos colocó entre las diez primeras economías del mundo y que sus últimos veinticinco años de gobierno fueron los de mayor progreso de la historia de España.
 
Sin embargo, este sistema actual, como se ha demostrado totalmente ya, nos dirige a la destrucción como país y por supuesto, como sociedad.