El dieciocho de septiembre de 2019, el Parlamento europeo aprobó una resolución común sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro del continente, en donde se condena expresamente los horribles crímenes cometidos por los comunistas en toda Europa sin excepción, equiparándolos a los cometidos por los nazis, aunque éstos fueran muchos menos (al comunismo se le atribuyen más de 100 millones de víctimas)

cartel_1

Esta Ley de Memoria Histórica Europea considera textualmente que “deben mantenerse vivos los recuerdos del trágico pasado de Europa, con el fin de honrar la memoria de las víctimas, condenar a los autores y establecer las bases para una reconciliación basada en la verdad y la memoria” y “pone de relieve que la Segunda Guerra Mundial, la guerra más devastadora de la historia de Europa, fue el resultado directo del infame Tratado de no Agresión nazi-soviético de 23 de agosto de 1939, también conocido como Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, que permitieron a dos regímenes totalitarios, que compartían el objetivo de conquistar el mundo, repartirse Europa en dos zonas de influencia”.

El Parlamento Europeo “pide a todos los Estados miembros de la Unión ―incluida España―, que hagan una evaluación clara y basada en principios de los crímenes y los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas”, denunciando que en algunos Estados miembros siguen existiendo en espacios públicos (parques, plazas, calles, etc.), monumentos y lugares conmemorativos que ensalzan los regímenes comunistas.

Éste es el caso de España, donde la aplicación de la nefasta Ley de Memoria Histórica de 2007 ha supuesto el anatema y la retirada de los vestigios de la España de Franco, y la pervivencia en los espacios públicos de homenajes a personajes que fueron responsables de fechorías y crímenes de la República y el Frente Popular, de lo que se ha venido en llamar El Terror Rojo, vestigios del marxismo que atentan contra lo establecido en la resolución del Parlamento Europeo, que conmina a que sean retirados.

Asimismo, es de hacer notar que la pervivencia de la apología del marxismo en espacios públicos atenta contra esa misma Ley, no solo contra las resoluciones europeas. Así, en su artículo 2 (apartados 1 y 2) se «declara el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal producidas por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil», apartado en el que hay que incluir consiguientemente las víctimas que padecieron persecución por parte de grupos adscritos al Frente Popular debido a sus ideas políticas conservadoras o a su práctica religiosa, persecución en cuya dirección destacaron las personas antes mencionadas, las cuales, además de ordenar y/o amparar la represión, hicieron claros llamamientos para provocar la Guerra Civil, como fue el caso de Largo Caballero e Indalecio Prieto.

La supresión de todos los vestigios que hacen referencia a las personas implicadas en la represión por parte del Frente Popular es un imperativo legal para respetar la memoria de los represaliados y sus descendientes, que serán por tanto acreedores a las indemnizaciones y reconocimientos que marca la citada Ley de Memoria Histórica, sin que proceda discriminar a estas víctimas por el motivo de pertenecer al bando vencedor. La retirada de toda simbología comunista de nuestros espacios públicos se debe entender «como expresión del derecho de todos los ciudadanos a la reparación moral y a la recuperación de su memoria personal y familiar» (Artículo 2, 1), evitando así la humillación de quienes fueron represaliados por la República y el Frente Popular.

Asimismo, en el Artículo 15 (Símbolos y monumentos públicos, apartado 1), se afirma que «Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil…»). En este sentido, la permanencia en nuestros espacios públicos de homenajes y reconocimientos a un conjunto de personas pertenecientes al Frente Popular que alentaron y promovieron el desencadenamiento de la contienda y la represión de víctimas inocentes es un hecho que atenta contra el ordenamiento jurídico de la citada Ley, por lo cual deben ser exonerados de los espacios públicos.

Con este motivo, amparándose en esas resoluciones, la Asociación Española de Abogados Cristianos y un grupo de historiadores han creado la PLATAFORMA CONTRA LA APOLOGÍA DEL MARXISMO, que se presentará a los medios en un acto a realizar el próximo día 28 de febrero, a las 18.30 horas, en el Centro Gallego de Madrid.

Sus objetivos son los siguientes:

  • Exigir la ilegalización de la simbología marxista: bandera roja con la hoz y el martillo, el canto de la internacional, y el puño en alto, pues suponen la encarnación de una ideología marxista que ha provocado muchas víctimas en España, y su ostentación va contra la dignidad de los descendientes de esas víctimas, cuyos verdugos hacían ostensión de esos símbolos y gestos.

  • Elaborar de una lista de vestigios socialistas y comunistas relacionados con el Frente Popular para su inmediata retirada de la vía pública en España.

  • Crear un Comisionado sobre los Crímenes de los socialistas y comunistas bajo el terror del Frente Popular en España.

  • Elaboración de un mapa de fosas y de checas donde fueron asesinados, torturados y enterrados cientos de miles de españoles.

  • Exigir la inmediata retirada de los espacios públicos de toda España de los homenajes a los personajes que tuvieron mayor protagonismo en el Terror Rojo: Largo Caballero, Indalecio Prieto, Dolores Ibárruri, Santiago Carrillo, Lluis Companys, etc.

  • Exigir la retirada de los homenajes a todos aquellos personajes locales que destacaron por su marxismo violento en tantas localidades españolas.

  • Exigir la ilegalización de todas aquellas fundaciones, observatorios, talleres, instituciones, etc. en las que se haga apología del marxismo, y consiguiente retirada de todas las subvenciones de las que disfrutan en la actualidad.

  • Exigir la ilegalización de todos los partidos políticos que cuenten con el marxismo como sustrato ideológico, y en los que se homenajee a los sanguinarios dictadores que ha producido el comunismo a lo largo de su fatídica historia.

  • Exigir que, como señalan las resoluciones ya expuestas del Parlamento europeo, se incluya en los planes de estudio de las enseñanzas regladas el estudio de los horrores de los crímenes marxistas, haciendo especial énfasis en el terror Rojo den España.

  • Retirada de subvenciones a aquellas Administraciones que no colaboren en la promoción y desarrollo de la Memoria Histórica que alcance a los socialistas y comunistas del Frente Popular que fueron agentes de Stalin en España.

Para llevar a la práctica este programa, la Plataforma está elaborando un sitio web, llamado PLATAFORMA CONTRA LA APOLOGÍA DEL MARXISMO, donde se mostrará la MOCIÓN que ha elaborado ABOGADOS CRISTIANOS, moción que se presentará a los concejales de VOX de todos los municipios donde hubiera vestigios marxistas, con la intención de que éstos la presenten a los Plenos municipales, con vistas a la retirada de esos homenajes. Se dice VOX, pero puede ser presentada por cualquier otra agrupación partidista municipal que se quiera encargar del tema.

Las mociones que se refieran a los principales responsables de los crímenes marxistas (Largo Caballero, Indalecio Prieto, Santiago Carrillo, La Pasionaria, etc.) se presentarán ya totalmente elaboradas en la web, por lo cual están ya listas para ser llevadas a los plenos.

Junto a esto, en el sitio web también habrá amplia documentación sobre los delitos de los que son responsables las principales figuras de la república y el Frente Popular, como las mencionadas anteriormente, con el fin de que los denunciantes cuenten con más información a la hora de defender las mociones en los Plenos municipales.

En cuanto a las mociones que atañen a personajes más secundarios y locales, se mostrará un modelo de moción al que habría que añadir por parte del denunciante el personaje o personajes a los que se denuncia, con exposición de sus hechos criminales.

En el caso de que no haya ninguna concejalía que presente la moción, o en el caso de que ésta sea rechazada en el Pleno, la moción pasará inmediatamente a convertirse en denuncia, entrando ya en el plano judicial, para lo cual el ciudadano o los ciudadanos que estén llevando el caso deberán ponerse en contacto con ABOGADOS CRISTIANOS, que se harán cargo de llevar adelante la denuncia, que podrá ser anónima.

Para formular la denuncia, entrar en este link:

https://abogadoscristianos.es/actua-ahora/denuncia/

También podrá visionarse en la web un listado de las principales localidades donde existen vestigios marxistas en sus espacios públicos, conminando a los ciudadanos a combatir estas pervivencias, así como aquellas otras de carácter más local.

El objetivo de la plataforma es que cualquier ciudadano español denuncie cualquier vestigio marxista que exista en su localidad, para que la Ley de Memoria Histórica se aplique con arreglo a las resoluciones europeas.

La Plataforma hace un llamamiento a toda la ciudadanía a colaborar con esta iniciativa, cuyo objetivo es sacar a la luz el Himalaya de crímenes del Terror Rojo, y esclarecer la verdad de nuestra historia.