Un grupo de abogados y procuradores se han unido para defender, de forma desinteresada,  a todas aquellas personas que se hayan visto perjudicadas por la mala gestión del  Gobierno sobre  la pandemia.
 
José Ignacio Sánchez Rubio es uno de esos abogados, dispuesto a que este Gobierno sea al menos juzgado por la mala gestión de la pandemia, como el resto de letrados lo hace de forma altruista,  en declaraciones a El Correo de España declara que," a finales de 2019 apareció el primer caso de COVID-19  en las Islas Canarias a un turista, anteriormente se habían producido casos pero como nueva enfermedad ya que aún no se había calificado todavia como COVID-19......se había detectado en unos militares, tanto españoles como de otras nacionalidades, que habían participado en octubre de 2019 una especie de Juegos Olímpicos que hay de  carácter militar ....todos recordamos lo acontecido en España,  a raíz del comienzo de 2020 iniciamos, sobre todo en el mes de marzo,  aquella escalada tremenda, diabólica del virus que originó miles de muertos, no sabemos cuántos y va a ser muy difícil poder averiguarlo o llegar a saberlo".
 
Como consecuencia de aquello, "  un grupo de abogados , de aquí de Madrid, decidimos investigar e iniciar acciones algún tipo de movimiento jurídico tendente a buscar responsables de aquello, que no parecía lógico  no parecía normal que hubiera permitido que este virus llegara a España por todas las vías de comunicación, el virus procedía de fuera de España ...aeropuertos, carreteras, barcos...el Gobierno de España que era el responsable, sigue siendo el responsable de la sanidad española, no hubiera tomado ninguna medida hasta el 18 de marzo....habiendo permitido( antes de declararse el Estado de Alarma) numerosos eventos"
 
Entrevista completa