Que las elecciones del 4-M van a ser un Plebiscito (o "rojos" o "nacionales", no "izquierdas" o "derechas") ya está claro, porque el "programa, programa, programa" de mi  siempre amigo y tocayo, aunque se fuera, Julio Anguta, ya no cuenta... aquí, como se está viendo, lo que se va a votar en las urnas es muy sencillo y muy claro: o Comunismo (y el de la peor especie) o España (y España empieza en Madrid)...y por eso, como vengo repitiendo, da igual votar a la Ayuso que a la Monasterio (Señoras,ojo), si entran en el mismo saco a la hora de formar Gobierno.
               Como también está claro ya, por lo que están diciendo las encuestas, que el 4-M el triunfo en las urnas será para Doña Isabel...pero, no con la mayoría absoluta (69 escaños) que da el Gobierno. Lo que la obligará a pactar con Doña Rocío  Monasterio (o lo que es lo mismo, que el PP tendrá que pedirle sus votos a VOX)...Y aquí llega el "esperpento": ¿Se lo imaginan?... ¿Se imaginan al "cobardica" Casado (el que quiso crucificar a su amigo Abascal el día de la Moción de  Censura contra Sánchez) hincado de rodillas ante el Señor Abascal pidiéndole la Presidencia de Madrid, que eso serán esos votos? ¿O será el fullero "compra-votos" Don Teo el que lo intente con el talonario en la mano?.
                Pues, yo me voy a imaginar la escena.
         ---  Hola, Don Santiago, enhorabuena por tu éxito, los resultados han sido estupendos. VOX se consolida.
              --- ¿Qué quieres, Teo? ¿A qué vienes?
             ---    Bueno, hombre, tú ya sabes que, dados los resultados, lo normal es que VOX  apoye un Gobierno PP, presidido, naturalmente, por Isabel Ayuso, su Victoria ha sido aplastante....
              --- SÍ, SÍ, todo eso lo tengo claro, pero ¿desde dentro o desde fuera?
             ---  ¿Cómo?  ¿Qué quieres decir?
            ---    Sí, Teo, no te hagas el tonto, tú sabes lo que quiero decir...
           ---    Hombre  Santiago, Pablo dice que os podemos conceder todo vuestro programa, pero vuestra presencia en el Gobierno sería significarse mucho... y que eso no nos beneficia a ninguno de los dos. El PP y VOX tienen que seguir cada uno con su imagen....
                  ---   Mira, AMIGO TEO, pues yo voy a ser más claro. Yo no quiero entrar en el Gobierno, y Doña Isabel podrá contar con los votos de VOX para lo que los necesite, que los va a necesitar con el rata ese enfrente todos los días... pero, os pongo una condición, una solo... sine qua non.

                ---  Pues, tú dirás, Don Santiago, eso es entrar en razones  --- dijo el Señor Secretario General del PP,  Don Teo, el fullero compra-votos, con una sonrisa  que le llegaba a Murcia, creyendo que ya tenía el gato en la talega.

                 -- Pues, dile a tu señorito que yo me conformo con que mañana, o el día que vuestra agenda se lo permita, convoquemos una rueda de Prensa conjunta en la Plaza de Colón y remachemos  nuestro acuerdo programático con una GRAN FOTO... o sea, renovar aquella "foto de Colón", que tanto le gusta airear al  Presidente Sánchez. Con esa foto me conformo.
                  ---  ¡¡ NO, por Dios, Colón, NO !!...  eso no lo puede soportar Pablo, eso sería para él el deshonor.
                 ---  Pues eso o Madrid...o foto en Colón o pierde Madrid... que elija. ¡No dice que es un patriota?, pues que lo demuestre... como yo lo demostré cuando aguanté sus insultos y no me cargué los Gobiernos de Andalucía, Murcia y Castilla-León... Ahora le toca a él. Así que foto en Colón o Madrid.
              Naturalmente, Don Teo, el fullero compra-votos, salió del despacho de Don Santiago Abascal, pálido y abatido. Sólo le dio tiempo a decir:
             -- Bueno, Don Santiago, así se lo haré saber y ya te llamaremos
           Y yo me pregunto y les pregunto a mis posibles lectores.
          ¿Y cuál sería la respuesta, llegado este caso, del cobardica Don Casado?
       Ya lo sabremos. Porque seguro que esa va a ser la encrucijada que se le presentará a Don Pablo Casado, el día 5 de mayo. O pacta con Abascal (y le pide perdón por "aquella chulería") o se queda sin Madrid...y entonces le echa el Partido (que es lo que se merece, porque si no jugase Doña Isabel, habría pasado lo de Cataluña y lo que pasará en el resto de España)