La Audiencia Provincial de La Coruña ha rechazado las medidas cautelares dictadas en septiembre de 2020 por el Juzgado de Primera Instancia número 1, que obligaba a los Franco a entregar al Estado todos los muebles y elementos accesorios que estuviesen en el interior del Pazo de Meirás.

En la sentencia que otorga la titularidad del inmueble al Estado se expone que no procede, según la Audiencia Provincial de Coruña, la discusión sobre a quién le corresponde el mobiliario, dado que la Administración no reclamó estos elementos en la demanda inicial. Además, la Sección Tercera de este tribunal ha ordenado al Estado que indemnice a los Franco «por los daños y perjuicios ocasionados», después de que durante el pasado mes de diciembre se privase a la familia del dictador del uso y disfrute de estos bienes.

Contra la resolución presentada este martes no cabe recurso.

El tribunal ha rechazado el alegato de que el mobiliario es propiedad del Estado porque fue quien amuebló el recinto en el que residió el entonces jefe del Estado, Francisco Franco.