El Real Madrid derrotó al PSG en el Santiago Bernabéu (3-1) gracias a una segunda parte en la que el equipo blanco tomó vuelo gracias a la entrada de Asensio y Lucas Vázquez, que abrieron el campo y terminaron con la resistencia del conjunto francés. Aunque sea raro, Zidane acertó esta vez con los cambios en tiempo y forma.

Resultado muy favorable para el Real Madrid. Empezaron perdiendo los blancos, se rehicieron y finalmente se llevan para París un 3-1 muy valioso, tras empatar de penalti justo cometido ante Kross que transformó Ronaldo antes del descanso.

Tras una segunda parte en la que nadie pensaba por como estaba transcurriendo que el partido se iba a mover el resultado y tras los cambios de Zidane, esta vez sí, las internadas de Asensio desarbolaron al PSG y surtieron efecto y Cristiano de nuevo, con el muslo, y Marcelo, tras una gran jugada, establecieron el 3-1 definitivo que sitúa al Madrid con un pie en los cuartos de final de la Liga de Campeones.