¿Quosque tándem Irene Montero vamos a soportar tu “vocabulario trisexual”, tu “solas y borrachas”, tus “gordas humilladas” o tus “niñatos, niñetes y niñetos” y tus disparates que están asombrando al mundo?

Parecía imposible que alguien superara las locuras del mentiroso Presidente Sánchez, pero lo tuyo supera todo lo superable.

 

Y ahora me vas a permitir que haga pública la galería de fotos que un lector amigo me ha enviado de tus “acontecimientos” de estos días.

Comenzamos por la primera:

  1. Es la playa que le gusta a doña Irene

 

Veamos la segunda:

  1. Esta no es la playa de doña Irene

 

Y esta es la tercera:                

  1. La playa de todas las personas normales

 

  1. La cuarta será un montaje o habrá salido de donde haya salido pero seguro que esta imagen sí le gusta a doña Irene:

 

5. Esta es la foto que doña Irene líder absoluta del feminismo rancio, no ha querido ni ver: el topless de la escort de la piscina de la Moraleja.

6. Y esta es la foto de la agradecida Ministra de Igualdad a quién paga sus caprichos ministeriales, personales, afectivos, económicos y amistosos, o sea, don Pedro Sánchez Pérez-Castejón, el bisnieta del general franquista Castejón.

 

Lo siento. Amigos míos, lo siento. Si un país, si una Nación, si un Estado puede permitirse el lujo de mantener en el Gobierno a una señora como esta, doña Irene Montero, es que ya ha dejado de ser un país, una Nación y un Estado.