No sabemos si daba o le daban, me refiero a las claves políticas, si por detrás o por delante, por puerta de atrás de la sede o por la principal de Ferraz. A ver qué vamos a pensar sobre los méritos del arrogante que igual se benefició de las saunas del suegro para reuniones interesantes que facilitaron su ascenso. Reuniones administrativas, no vayan ustedes a pensar. 

 
Los orígenes de la relación son confusos, relación política, claro. Las fotos de la boda, con el socialismo, digo, no aparecen sino de sopetón elevado de golpe al estrellato. Ah, las ambiciones silenciosas, a lo que se ha llegado para montar en Falcon y Superpuma. ¿De dónde surge la ambición, la carencia de la conciencia? ¿Será de las saunas del averno recreadas sobre la tierra? En el currículum de la vergüenza consta un pucherazo en primarias, un engaño al Parlamento; incumplimiento reiterado de promesas, la honradez le importa un bledo. 
 
¿De dónde le llegó la inspiración de engañar a la Historia, traicionar a España, por detrás o por delante enamorado de la Begoña?
 
Cascanueces siglo XXI, ustedes ya me entienden, tenemos a un ser despreciable ejerciendo de presidente, por detrás y por delante lo que haga en secreto importa un pepino siempre que sea en un catre. Cosa distinta es que el tramposo destruya cuarenta años de convivencia con indicios criminales. 
 
Lo que haga Pedro Sánchez no importa salvo la sospecha de criminal y genocida. No se sabe de qué va ni cuando va de frente porque le conviene o se esconde por cobarde. Como se le pille con el carrito de los helados, Dios lo tenga confesado. Es tal la ristra de mortales pecados que oculta en La Moncloa que si un Arcángel decide justicia lo ensarta con la espada y lo clava en el Falcon. Pena le dará cuando el avión no le quepa en la tumba. 
 
Por detrás y por delante, falso como una moneda de chapa, Sánchez sigue adelante hasta que la palme, políticamente... Incluso antes de lo que se espera. El pasaje al infierno se lo ha ganado con creces, para que le den penitencia mejor cuanto antes, por detrás o por delante, pero cuanto antes.