Entrevista de Petra Janša, del semanario esloveno Demokracija, a Aleš Primc, activista de la sociedad civil en defensa de los niños y las familias, y un político con una larga trayectoria. Fue el promotor y organizador de los tres referendos sobre la familia en 2001, 2012 y 2015. A pesar de la victoria de la familia tradicional en esas consultas, el tribunal supremo de Eslovenia ha decidido anular la definición del matrimonio en la Constitución como la unión de un hombre y una mujer, y permitir la adopción de niños en uniones del mismo sexo. Puedes leer la entrevista completa aquí.

Señor Primc, permítame empezar nuestra conversación de forma un poco provocativa. ¿Soy transfóbico si pienso que sólo las mujeres pueden quedarse embarazadas?

Es bastante normal pensar que sólo una mujer puede quedarse embarazada. Estoy seguro de que al menos el 95% de las personas están de acuerdo con nosotros. La ideología LGBTQ+, que afirma que los hombres también pueden, y tienen derecho a, estar embarazados es antinatural y está dirigida especialmente contra la dignidad de las mujeres. Se trata de una especie de secta religiosa muy influyente, que afirma que el género masculino y femenino y la orientación sexual no se basan en la naturaleza humana, sino que son inventados o son, como ellos dicen, construcciones sociales. Por supuesto, no hay ninguna prueba científica de ello, al contrario, todas las pruebas demuestran que están equivocados. Sus seguidores simplemente tienen que creer en su palabra. Para empezar, los creyentes radicales del LGBTQ+ quieren abolir a toda costa el matrimonio entre un hombre y una mujer en los Estados e introducir las adopciones en las relaciones homosexuales y otras relaciones LGBTQ+. Luego continúan con que a los hombres se les reconozca también el derecho a la maternidad. Ya sea mediante la implantación quirúrgica de órganos reproductores a costa del Estado, o mediante el comercio de la maternidad, donde encuentran a una pobre mujer para que dé a luz a un niño y se lo compran. Todo esto lo envuelven en el celofán de la igualdad y los derechos humanos, y quieren imponer estos dogmas a los niños en las escuelas. Las personas que no están de acuerdo con esta locura son tachadas de homófobas y transfóbicas, y linchadas sin piedad a través de los medios de comunicación. En una decisión reciente, seis jueces constitucionales dieron la razón a estos locos abusando de la Constitución, y quieren imponer esta ideología a la mayoría de los eslovenos aunque no estén de acuerdo con ella.

El Tribunal Constitucional tampoco tuvo en cuenta el resultado de los tres referendos familiares.

Eso es cierto. El Tribunal Constitucional pisoteó descaradamente la decisión de 1.085.275 votos en tres referendos sobre la familia, en los que decidimos por amplia mayoría que un niño necesita una madre y un padre, y que el Estado no tiene derecho a quitárselos. La decisión también es inconstitucional porque el tribunal no era imparcial. La jueza Katja Šugman Stubbs actuó como una activista en la campaña del referéndum del lado de los militantes LGBT. Aleksander Čeferin, hermano del juez constitucional Dr. Rok Čeferin, también participó en la campaña de los activistas LGBT. Esta decisión trata de dar acceso a los niños y activistas LGBTQ+ a las escuelas. Pero ya tienen todos los derechos como todos los demás. Los niños que ya viven en la comunidad LGBTQ+ no obtienen ningún derecho nuevo con esta decisión, porque lo único correcto es que ya son totalmente iguales a todos los demás niños.

Pero la decisión se mantiene. ¿Qué es lo siguiente?

Nos opondremos a esta decisión e ideología con todos los medios. Es sólo cuestión de tiempo que sea abolida, ya que es antinatural, anticientífica, y contraria a los niños y a la familia. El Tribunal Constitucional abolió legalmente la diferencia natural entre los sexos masculino y femenino, y concedió el derecho a un hijo a un individuo que no puede tenerlo sólo de forma natural o con otro individuo del mismo sexo. Se trata de la misma lógica que el proyecto nazi Lebensborn, en el que la Alemania nazi quitó el derecho a tener a “sus” hijos. El experimento terminó trágicamente para muchos niños y madres. Un niño tiene derecho a una madre y un padre, y ni la Alemania nazi ni los creyentes radicales del régimen y los activistas LGBTQ+ pueden quitarle ese derecho. Todo lo demás es un abuso contra los niños, la naturaleza y la ley, y destruye las familias.

¿A dónde llevará todo esto?

Ya ha llevado a alguna parte. Ha llevado, por ejemplo, a que la civilización occidental no sea respetada por el resto del mundo. Asia, la India, los países musulmanes, África, todos rechazan la religión o la ideología LGBTQ+, se distancian lentamente de nosotros por ello, e incluso se burlan abiertamente de nosotros. Esta ideología sólo tiene una influencia dominante en poco más del 10% del planeta. Las consecuencias políticas y económicas de este aislamiento de la civilización occidental a nivel mundial son cada vez más evidentes. Está surgiendo un nuevo orden del mundo sin la civilización occidental, me temo que incluso en contra. Eso no es bueno. Ni para nosotros, ni para el mundo. Afortunadamente, ya hay avances positivos también en Occidente. En Estados Unidos, los padres se están resistiendo con éxito al adoctrinamiento LGBTQ+ en las escuelas de forma masiva, y la mayoría del Partido Republicano les sigue. Es muy probable que la decisión ideológica de disolver el matrimonio de un hombre y una mujer sea pronto revocada por el Tribunal Supremo de Estados Unidos. Incluso en Gran Bretaña, hay una creciente resistencia a la ideología LGBTQ+. Este es uno de los temas centrales de la campaña para el nuevo jefe del partido conservador, con los principales candidatos anunciando que defenderán los derechos de los niños y los padres en las escuelas y que prohibirán a los hombres que digan sentirse mujeres en los deportes femeninos. También atribuyo este cambio en la política del Partido Conservador, que hasta hace poco era un fuerte promotor de la ideología LGBTQ+, al hecho de que en el Partido Conservador inglés, los descendientes de inmigrantes de la India y los musulmanes, que tienen más sentido común en este sentido que los ingleses nativos, están tomando cada vez más la iniciativa. Los musulmanes, por ejemplo, en las escuelas inglesas, cuando alcanzan cierta masa crítica se rebelan y no permiten que se enseñe a sus hijos a cambiar de género y de orientación sexual, y que la madre y el padre no son importantes para el niño. Hace unos días, por ejemplo, un tribunal español dictaminó que colgar banderas LGBTQ+ en las instituciones del Estado es ilegal. Son pasos importantes en Occidente, que demuestran que se avecinan nuevos tiempos, más favorables para los niños, la familia, la maternidad y la paternidad, y la civilización occidental.

¿Cómo ha conseguido todo esto el lobby LGBT?

La ideología LGBTQ+ es el marxismo versión 2.0. En los años 60, los izquierdistas vieron que el comunismo en Occidente había fracasado. Buscaron las causas y descubrieron que habían malinterpretado a Marx al entenderlo sólo en términos sociales y económicos. Insinuaron que si querían llevar a cabo una revolución permanente, tenían que romper la familia en sus cimientos. Así, desde los años 60, trabajaron en el llamado proyecto de la marcha de las instituciones, concebido por el ideólogo de la izquierda radical Herbert Marcuse. Identificaron las palancas financieras y las instituciones clave y se apoderaron sistemáticamente de ellas. Y, paralelamente, han llevado a cabo cambios o subversión del lenguaje. Introducen nuevas palabras (homofobia, transfobia, queer, etc.), dan sus propios significados a palabras antiguas (por ejemplo, familia, padres, matrimonio, mujer, hombre, etc.), y abusan de conceptos (derechos humanos, dignidad, compasión, amor, sexualidad...). En resumen, “cubren sus pensamientos” con el lenguaje, como ilustró perfectamente la lingüística de izquierdas del Dr. John Evangelist Krek hace más de 100 años. Por tanto, se trata de un plan que se aplica sistemáticamente. Se han escrito cientos de libros de texto sobre cómo hacerlo. Los valores no cambian por sí mismos, sino que los cambian por diseño. Esto ocurre en el mundo occidental desde hace más de 50 años, y en Eslovenia desde hace 30. Su principal problema es que su ideología religiosa está tan en desacuerdo con la naturaleza y el sentido común que tienen que lavar la cabeza a cada nueva generación. Todos los niños nacen normales, todos los niños entienden lo que son mamá y papá, lo que son los niños y las niñas, y a la gran mayoría de los niños les gustan naturalmente las niñas y a las niñas naturalmente los niños, etc. Por eso presionan tanto para que se controle el sistema escolar.

¿Y en Eslovenia?

Debido a un estilo de vida estresante, a los problemas financieros, al agotamiento, especialmente de las madres, a todo tipo de adicciones, etc., las familias se enfrentan a muchos problemas y necesitarían más apoyo y comprensión por parte del Estado, los empresarios, las escuelas, las instituciones sociales, etc. Esto es especialmente cierto para las familias con niños con necesidades especiales. Sin embargo, en lugar de apoyo, el Estado impone nuevos peligros para los niños. No dejaremos a nuestros hijos en manos de los activistas LGBT radicales. Todos los niños necesitan una madre y un padre. Si a la madre y al padre les pasa algo, el derecho del niño, que ya está afectado por circunstancias trágicas, es que el Estado le encuentre el entorno más adecuado, es decir, una familia bien ordenada de madre y padre, donde tenga la oportunidad de desarrollarse junto a una mujer y un hombre en las dimensiones educativas y de desarrollo. Un niño no puede ser adoptado por una abuela y un abuelo, pero sí por dos hombres haciendo el ridículo desnudos en el desfile del Orgullo. ¡Esto es un escándalo! Por lo tanto, la lucha para proteger los derechos de los niños y los padres continúa. Golob, Levica y el SD (gobierno ecoliberal y de extrema izquierda) pronto aprobarán cambios catastróficos en el Código de la Familia, y nosotros haremos todo lo que esté en nuestra mano para que la gente pueda volver a expresar su apoyo y respeto al derecho de un niño a su madre y a su padre en un referéndum familiar.

¿Será posible? Algunos predicen que el Tribunal Constitucional prohibirá el referéndum.

La mayoría de la Asamblea Nacional ya intentó impedir el referéndum en dos ocasiones, concretamente en 2011 y 2015. Las dos veces ganamos y las dos veces la gente decidió en masa que un niño necesita una madre y un padre. Desde 2015 la Constitución no ha sido modificada, por lo que el Tribunal Constitucional no tiene base legal para tomar una decisión diferente. Es el deber y el derecho de las personas que respetan a su madre y a su padre presentar sus firmas para el referéndum. Aprovecho esta oportunidad para invitarles a que lo hagan con orgullo.

Pero, ¿y si el Tribunal Constitucional prohíbe el referéndum de todos modos?

Dada su composición ideológica, esta posibilidad existe, por lo que es aún más importante que la gente apoye realmente de forma masiva la solicitud de referéndum y envíe una señal fuerte a la política y a los jueces constitucionales. Es verano, mucha gente está de vacaciones, así que es importante que todos los que no estén de vacaciones firmen la petición de referéndum. No quiero especular sobre que pasará, porque ese no es mi trabajo. Mi trabajo es luchar por los derechos de los niños y las familias y darlo todo.

¿Qué consecuencias amenazan si se aplica el nuevo Código de la Familia?

Nuestros hijos, si nos pasara algo, podrían ser adoptados por activistas LGBT, pero no por los abuelos. Me estremece pensar en ello. Los contenidos homosexuales, transexuales y bisexuales serían obligatorios en los programas escolares a partir del próximo curso. Esto significa que a los niños se les enseñaría que un niño no necesita una madre y un padre, se les enseñaría cómo cambiar el género y la orientación sexual, que deberían experimentar con la homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad, etc. Saben enseñar esto de una manera increíblemente atractiva para los niños, y muchísimos niños, según algunos datos incluso el 40%, caen en ello. ¿Que significa esto para los niños que se confunden de esta manera y para familias enteras? Lo mejor es imaginar que su hijo o nieto llega a casa un día y dice que se ha dado cuenta de que no existe el género que usted le obliga a tener. Entonces, sin el consentimiento de los padres, comienza el tratamiento con terapeutas, la terapia hormonal y la cirugía permanente e irreversible para cambiar el sexo... Mucho sufrimiento, un sentimiento de impotencia y desesperación. En lugar de que el niño viva una infancia feliz y creativa, él y toda la familia tienen que lidiar con esto durante muchos años. Hay aproximadamente 1 de cada 10.000 casos en los que una persona no se siente cómoda con el género al que pertenece biológicamente. Pero estos casos deben tratarse por separado, sin sembrar dudas sobre su género y orientación sexual en todos los niños desde el jardín de infancia y la escuela primaria.

Obviamente, uno de los principales objetivos de las organizaciones LGBT son los niños en las escuelas y jardines de infancia. ¿Qué deberían hacer los profesores que se niegan a someterse a la ideología LGBTQ+?

Hace unos días, la Asociación de Educadores Católicos publicó un comunicado en el que señalan la problemática de la introducción de la ideología LGBTQ+ en las escuelas y, en particular, los dilemas éticos de las maestros que se verán obligados a enseñar estos contenidos, que, como dicen, entran en conflicto “con las leyes fundamentales de la naturaleza, los hechos biológicos, la dignidad humana y la actitud ética del individuo”. Aquí no habrá más remedio que los profesores también se organicen y se rebelen. También en este caso hay buenos ejemplos del extranjero y se pueden aplicar buenas prácticas.

La decisión del Tribunal Constitucional sobre la anulación del matrimonio entre marido y mujer y la posibilidad de adoptar niños en uniones del mismo sexo también fue lamentada en la Iglesia Católica...

La anulación del matrimonio entre marido y mujer, la anulación legal del significado del género femenino y masculino, es contraria a las Sagradas Escrituras y a la enseñanza de la Iglesia Católica. Basta con ver el cuarto mandamiento, “Honra a tu padre y a tu madre”. Pero las personas LGBT se empeñan en hacer todo lo posible para que un niño no tenga ni padre ni madre. ¿Cómo vas a respetar a alguien que, según los LGBT, ni siquiera puedes tener? La iglesia enseña el respeto a la madre y al padre, y las personas LGBT enseñan que un niño no necesita una madre y un padre en absoluto. La Biblia también enseña que Dios creó al hombre y a la mujer. No enseña que hay más de 100 géneros, como afirman las personas LGBT. Es decir, las diferencias de opinión son realmente grandes, por lo que es comprensible que la Iglesia católica se haya definido claramente.

¿Qué sigue a la controvertida decisión del Tribunal Constitucional? ¿Abandonará la lucha el Movimiento “Es por los niños”?

En absoluto. Aquí tomamos como modelo a Winston Churchill, que dijo: “¡Nunca nos rendiremos!” Se trata de nuestros hijos y aquí las madres y los padres somos protectores hasta la médula. En la guerra contra las madres y los padres, los LGBT no pueden ganar. Sólo pueden hacer trampas en la batalla. El amor materno y paterno es la mayor fuerza de este mundo, y las madres y los padres estamos dispuestos a hacer cualquier cosa para proteger a nuestros hijos. Aquí no hay diferencias entre los padres y madres de izquierda y derecha.

Probablemente sepa que también se está elaborando una ley sobre el suicidio asistido y la eutanasia. ¿Cuál es su posición sobre este tema tan delicado? ¿Teme que los médicos se conviertan en verdugos?

El envenenamiento médico de los enfermos y los ancianos es la forma en que los partidos de izquierda quieren ahorrar dinero para los fondos de salud y de pensiones. Quieren enviar a la muerte a las personas que necesitan tratamiento y cuidados para evitar más gastos. En eso consiste este proyecto ideológico. Se trata de una reforma de las pensiones y de la sanidad de izquierdas. Por supuesto, quieren empaquetar esta horrible verdad para que no parezca lo que realmente es. Los médicos están muy en contra, así que cuento con que utilicen su influencia en la sociedad para impedir que se apruebe esta legislación. Este es otro ejemplo en el que los izquierdistas radicales eslovenos están en la misma línea que los nazis.