**VOX se querella contra Ione Belarra por un delito de odio. El llamado delito de odio es una de las mayores aberraciones totalitarias de los “nuevos tiempos”. No debe reconocerse en modo alguno. 
**Otra aberración son las leyes de memoria histórica. Muchos dicen que se pueden utilizar contra sus autores. Parece un ardid interesante, pero es puro oportunismo que supone caer en la trampa de  aceptar una ley totalitaria.  Esas leyes deben ser denunciadas, rechazadas y desobedecidas.
**Dicen algunos que el PP puede cambiar. No es posible. Contra lo que algunos creen, la asunción de las políticas del PSOE y separatistas por el PP no responden a ningún complejo. Han adoptado esas políticas a conciencia, por falta de ideas propias, que no desean. Los complejos están en sus necios votantes.
**Por debilidad y miedo, la selvática izquierda española pareció civilizarse en la transición. Pero sus políticas, las que destruyeron la república, han ido aplicándose más lentamente. La novedad es que han contado con el apoyo de una derecha de señoritos oportunistas, faltos de formación histórica e ideológica.
**¿Cuáles eran las concepciones básicas que orientaban la acción de Azaña, del PSOE, de los comunistas, de los anarquistas? ¿Cuáles las de Gil-Robles o Franco? Los libros de historia rara vez los tratan con algún detalle. Pero sin entenderlas, la historia se convierte en un galimatías. Por eso he escrito los libros sobre la república y el frente popular.