En Valencia hay una Asociación de Amistad Judeocristiana. Ésta no es la única.
 
España (el territorio español como les gusta decir a algunos de ellos, e incluso, a los más adeptos y obedientes, Sefarad o Iberia) está llena de ellas por regiones, provincias e incluso por municipios.
 
Formalmente existe Casa Sefarad, organismo dependiente del Ministerio de AAEE, pero su actividad es casi nula, se limita a alguna charla o exposición. 
 
El grosor de las actividades ''culturales'' sionistas, israelitas y judaicas se realiza por medio de estas asociaciones y de otras llamadas de Amistad con Israel, también regionales y no hispánicas: se habla de  comunidad sefardí o de comunidad Ibérica, rara vez de hispánica o española. 
 
Las organizaciones de Amistad con Israel son de perfil más político y están llenas de miembros de partidos nacionalistas e independentistas como ERC, PSC, PNV, BNG, Compromís y de elementos infiltrados en Podemos, PSOE y PP. VOX es otra apuesta de ellos (Rafael Bardají, Alejo Vidal Quadras, Florentino Portero) y sus adeptos usan términos como iberoesfera o comunidad Ibérica:
 
Todo para tratar de neutralizar a la Hispanidad o Hispania como Comunidad  Católica y Romana. 
 
La apariencia que ofrecen las asociaciones judeocristianas es la de amistad entre judíos y cristianos, y de conocimiento mutuo. Esa amistad no es una amistad de conocimiento real y respeto sino de sincretismo y de oficios religiosos conjuntos que no sólo ponen a los católicos en situación herética sino en la práctica de judeomasoneria.
 
Les gusta afirmar a sus miembros (muchos de ellos de las comunidades neocatecuminales y del Opus Dei) que ''de la cultura y la religión judía surgió el cristianismo'' obviando la verdad: 
 
El cristianismo surgió ''del Hijo del Hombre'' y del Mesías, Jesucristo.
 
Suelen pervertir perfidamente la verdad diciendo que ''los cristianos somos el injerto en la Vid Verdadera'': Israel. 
 
Esta es una Gran Herejía, ya que la Vid Verdadera es el propio Jesucristo, Sumo Sacerdote y Rey.
 
Estas asociaciones actúan de forma conjunta coordinadas por la Embajada de Israel y sus miembros son asiduos ''amigos de los amigos de Israel'' como solía decir Uriel Macías, Agregado de Información.
 
Macías contaba en sus reuniones con miembros de la administración del Estado a los que indicaba la terrible dejadez de los gobiernos con los ''grupos extremistas y negacionistas''. Al mismo tiempo mostraba su agrado por la colaboración de algunos grupos politicos y empresariales  considerados radicales y neonazis que eran monitorizados directamente por ellos o con la colaboración de agentes del CNP.
 
Por otro lado, las Semanas de Oración Conjunta entre judíos y cristianos de todas las confesiones son actos comunes y realmente actos heréticos. Como diría San Pablo: ¿Qué unión tiene Cristo con Belial?
 
El Concilio Vaticano II es el paraguas ''canónico'' que da cobertura a estos pérfidos, talmúdicos y no talmúdicos. Muchos de ellos son meros sionistas que sirven a los intereses políticos de Israel. 
 
Con el Papa Francisco se ha alcanzado la máxima expresión de la ''judaización'' eclesial y sus pérfidos agentes han conseguido los mayores logros: las finanzas vaticanas están bajo el control de Jeffrey Sachs y Rothschild, y buena parte del colegio cardenalicio es de obediencia masónica y, por lo tanto, judaica. 
 
Muchos de los centros de formación católicos han asumido entre su profesorado a judíos liberales y de práctica talmúdica o Cabal. La Universidad Católica de Valencia, la de Murcia y el CEU son de esos centros, pero no los único ni mucho menos.
 
Estas asociaciones dicen combatir a los  negacionistas del holocausto, pero en realidad pretenden suplantar el Supremo Holocausto de Jesucristo y la sangre de los mártires:
 
El Holocausto es la Suprema Adoración. 
 
En el pasado había sacrificios y holocaustos. 
 
En el sacrificio la víctima era inmolada y ofrecida a Dios, pero su carne era aprovechada por levitas y servidores del Templo. En los holocaustos eran quemados por completo después de ser inmolados. Esta ''inutildad'' es la expresión más alta de Adoración porque dejaba patente la Supremacía de Dios.
 
Este tipo de organizaciones, consciente o inconscientemente suplantan el Supremo Sacrificio de Jesucristo por otro sacrificio que es demoníaco.
 
Como conclusión, en este punto no entramos en cuestiones históricas sobre el holocausto para no alargar en exceso este artículo, pero recomiendo el Informe Leuchter y el excepcional ensayo ''Psicoanálisis del Judaísmo''.
 
Sólo decir: 
 
¡ Alabado Sea por Siempre Jesucristo, el Ungido de Jahvé !