Recientemente, una delegación de la Asociación para la Investigación y Protección del Patrimonio Histórico San Miguel Arcángel se ha desplazado a Madrid, para en la sede de la Fundación Juan de Ávalos, hacer entrega a su presidente e hijo del afamado escultor, de una copia del expediente para la defensa del monumento a la Paz de Tenerife.

Defensa que esta asociación está llevando a cabo, al tratarse de una obra de valor artístico incuestionable, realizada por Juan de Ávalos y Taborda, uno de los escultores españoles más prestigiosos del siglo XX, defensa que está llevando a cabo, al no incurrir en ningún supuesto legal para su retirada, pues no incumple ninguno contemplado en las leyes actuales y por supuesto al tratarse de una obra sufragada por suscripción popular, que en 1965 contó con la aportación de miles de personas, más de 80.000 ciudadanos de toda la provincia de Santa Cruz de Tenerife, lo cual constituye una pieza irremplazable de su patrimonio artístico y cultural. 

Por tanto, es cometido de esta asociación protegerla contra la sinrazón y el odio de quienes quieren destruir el patrimonio y legado artístico que poseemos.

El hijo de Ávalos reconoce como suya la defensa del monumento de Tenerife:

"los valores artísticos de esta obra están por encima de las connotaciones sociales que la envuelven y por tanto hay que defenderla"