La vacuna que se va a probar en España se basa como ya se podía ir intuyendo en el virus de la viruela. Casualidad de las casualidades, el amiguito de Jeffrey Epstein, Bill Gates, aseveraba  no hace mucho, profeta de los cojones, que tras el inexistente coronavirus vendría un virus peor como el virus de la viruela que acabaría con el 30% de la población mundial. Casualmente (¿sí?) la empresa que lo está "diseñando" en España, Janssen, es una empresa que pertenece a Johnson & Johnson (por cierto participante muy activa del Evento 201), vinculada a la ridículamente denominada Vacuna de Oxford (Astrazeneca) financiada por Bill Gates. El camarada financia a toda la FARMAFIA, obvio. Mafioso que es, mafiosos que son.

Agradables sobremesas

La futura vacuna de la presunta covid-19 se basaría en el virus de la viruela. Bill Gates mantenía, en ese sentido, desde crío, fructíferas conversaciones con sus padres sobre control poblacional. Alucina, vecina. Qué aficiones más raras.  Rememoremos de nuevo. Su padre, miembro de la Federación Americana para la Planificación Familiar. Su madre, la "caritativa" United Way of America. Su abuelo, Sociedad Americana de Eugenesia. Encantadoras conversas de sobremesa.

FARMAFIA impune

Bill Gates siempre ha afirmado, y a nadie engaña,  que sobra gente (¿él no sobraría?) y habría que reducir la población planetaria utilizando vacunas. La vacuna contra el "virus" de la viruela, perfecta para sus tenebrosos designios. Siempre mezclando el gazpacho de las falsas pandemias con los falsos cambios climáticos. Falsario que es el chavea. Y todo lo que financia en España, recordemos, camina por tenebrosa senda de la viruela.  Un ejemplo sencillo. FARMAFIA solicitó hace un par de meses impunidad legal - más, si aún era posible- ante los seguros efectos letales causados por las futuras vacunas.

La venda antes de la herida y todo eso. Gracias a Rocío. En fin.