La Biblia tiene momentos de piedad, misericordia, milagros, amor y compasión, pero también de venganza, dolor, incertidumbre y castigo. Gracias a los santos, los creyentes pueden sentirse en parte identificados con la fe.

En esta ocasión, Alba Lobera trata los aspectos sagrados más extremos de estos reconocimientos cristianos, en particular la vida de Olga de Kiev: una mujer vengativa que supo explotar políticamente la corriente cristiana.