El próximo jueves el Congreso de los Diputados aprobará la Ley de Memoria Democrática. Una Ley con la que el PSOE pretende ilegalizar a las asociaciones que tratan de mantener limpio el recuerdo a quienes dieron su vida por Dios y por España.

Una ley que supone además un ataque a libertades y derechos fundamentales como el derecho de asociación, la libertad de expresión, la libertad religiosa o la libertad de cátedra. Ante un atropello así, además de defendernos jurídicamente, debemos protestar.

Por eso, coincidiendo con el Pleno Extraordinario del próximo jueves en el que se aprobará la Ley, diversos colectivos afectados hemos convocado una concentración de protesta frente al Congreso de los Diputados (plaza de las Cortes) a las 18:00 h.