Cada vez que nace un digital nuevo, es costumbre que su director marque, mediante una columna de presentación, la línea editorial del nuevo medio. De esta manera cada vez que se presentan quedan claramente adscritos políticamente. Son textos que lo único que consiguen es dejar claro que no son medios independientes, sino sometidos por el compromiso con un partido político.

 

Pero elcorreodemarid.com no pretende ser un medio de comunicación más. Quienes desde este momento nos vinculamos a este proyecto decidimos no marcar una línea editorial sino un compromiso. Queremos ser independientes de cualquier partido político para cumplir con el compromiso que nos marcamos.

 

Nuestro compromiso es con España, con su unidad y las raíces católicas que la han inspirado. No entendemos que el laicismo impuesto por la globalización sea asumido por todos los grandes medios de comunicación sin hacer defensa de lo que nos ha forjado como nación.

 

Nuestro compromiso es con la defensa de la familia, entendida como base de la sociedad en la que vivimos y en la que nos gusta seguir viviendo. Fundamento de la sociedad que queremos dejar en herencia a nuestros hijos. Por eso mantendremos la batalla contra quienes pretenden destruir el núcleo básico de nuestra sociedad.

 

Nuestro compromiso es con la España real, por eso tenemos una clara vocación municipalista. Los grandes medios olvidan que una cuarta parte de la población española vive en nuestros pueblos. Por eso, sin dejar de lado los grandes temas políticos, desde elcorreodemadrid.com daremos la batalla por la promoción y la información de los municipios que forman la Comunidad de Madrid. Un millón de ciudadanos que no se encuentran recogidos por los medios convencionales.

 

Nuestro compromiso es con la Historia de España. Por eso nos enfrentaremos a aquellas leyes que pretenden imponer una falsa verdad histórica, castigando a quienes no se sometan al pensamiento único. Hoy es la Ley de Memoria Histórica, pero ¿quién cree que se detendrán ahí? España está llena de grandes gestas, fuimos un Imperio, pero una gran parte de los medios están decididos a atacar todo aquello que nos hace grandes y mantiene nuestra unidad y fortaleza como nación.

 

Nuestro compromiso es con la soberanía de España. El dictado impuesto por la Unión Europea nos roba soberanía. No es una unión económica que fomente solamente los intercambios comerciales. Los distintos gobiernos españoles le han cedido desde la política monetaria a la defensa de nuestras fronteras, la política penitenciaria o las relaciones internacionales. La Unión Europea se ha convertido en el enemigo de las naciones que forman parte de Europa.

 

Como ya habrá quedado claro, nuestro compromiso es  con la identidad de España. Por eso denunciaremos la práctica encaminada a la destrucción de la misma. Dejaremos en evidencia la imposición del multiculturalismo en todas sus manifestaciones.