Por fin un mandatario de peso coge el toro por los cuernos y quiere plantar cara el sectarismo ideológico de las grandes redes sociales. Vox ha aplaudido hoy el «coraje» del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de denunciar la «censura ideológica» de las grandes plataformas de redes sociales y le ha agradecido su defensa de la libertad de expresión que, considera, «una batalla a nivel global».

La formación verde ha apoyado así en un comunicado a Trump que este jueves ha ordenado que se estudie si su Gobierno puede castigar a las redes sociales Twitter, Facebook, YouTube o Google si intentan moderar los contenidos publicados en sus plataformas

Una decisión «valiente», según Vox, para quien existe un «doble rasero» en la evaluación de los contenidos de las redes sociales en función de la orientación ideológica del emisor. «Twitter en España permite que el hashtag #MatarAAbascal sea trending topic durante horas, sin tomar ninguna medida al respecto por parte de la compañía», denuncia la formación política.

En este sentido, muestra su «gran preocupación por el hecho de que en un país democrático como España se está retrocediendo en un derecho fundamental como es el de la libertad de expresión».