La campaña electoral en Andalucía se iniciará el próximo día 3 de junio tras haberse disuelto el Parlamento Andaluz el pasado 26 de abril.

La Ley Orgánica del Régimen Electoral establece determinadas pautas en cuanto al papel que deben desempeñar el Estado, los partidos políticos, los candidatos y los ciudadanos antes, durante y después de las jornadas electorales.

Así, está reflejado en la mencionada Ley que, antes de las elecciones ,ninguna persona podrá hacer una aportación a un determinado partido político si la misma supera los 10.000 euros.

No queda reflejado, por el contrario, el hecho de que un Gobierno dote de 50 millones de euros a una Comunidad Autónoma para luchar contra el desempleo en plena precampaña electoral.

Hay que decir que este es el segundo año que se aprueba un plan de empleo específico para Andalucía por parte del actual gobierno socialpodemita pero cabría preguntarse si podemos considerar ético ,políticamente hablando ,que el actual Consejo de Ministros apruebe el plan de este año 3 días antes del inicio de las elecciones.

La ministra Yolanda Díaz justifica esta decisión porque el paro en Andalucía es un auténtico drama. Y lo es, pero esto no es algo nuevo de ahora y quizás habría que explicárselo a la ministra.

Los andaluces votaron en el año 2018 y decidieron expulsar al PSOE de su “cortijo” , es decir, expulsarle del Parlamento Andaluz.

Los andaluces vieron como después de 40 años de gobierno socialista, Andalucía estaba en la cola del PIB per cápita y a la cabeza del paro a nivel estatal, por no hablar de los muchos socialistas colocados “a dedo” en altos cargos del Gobierno Andaluz y de como la corrupción derrochaba el dinero público y lo destinaba a subvenciones injustificadas.

Recordemos que Andalucía recibió bajo el gobierno socialista más de 100.000 millones de euros de los fondos europeos, los cuales malgastó y no utilizó para encumbrar a la región ni para generar riqueza y empleo.

Que ahora el Gobierno apruebe un plan de empleo para luchar contra el paro juvenil en Andalucía es de agradecer pero cabría preguntarles quien hizo que la Unión Europea englobara a esta CCAA en el año 2018 dentro del grupo de las regiones más atrasadas a nivel económico.

Seguro que el presidente del Gobierno tiene la respuesta y se la explica a la ministra de Trabajo y Economía Social.