Al menos 45 personas han resultado heridas después de que un tren de cercanías Renfe colisionara contra el tope del final de la vía en la estación de Alcalá de Henares, en Madrid, y cuatro de ellas estarían en estado grave, según fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

La mayoría de heridos son de carácter leve y varias ambulancias del Summa se encuentran en el lugar de los hechos atendiendo a los accidentados. Los cuatro en estado más grave han sido trasladados a hospitales de la zona, según ha informado el Ayuntamiento de Alcalá de Henares. 

La colisión se ha producido sobre las 16.00 horas de esta tarde de viernes, 22 de diciembre, al parecer porque el convoy no frenó a tiempo y se estrelló contra la parte delantera del final de vía. Por lo visto, las 45 personas presentan heridas como contusiones, crisis de ansiedad y magulladuras. 

Hasta el lugar de los hechos se han trasladado efectivos de la Policía Nacional, los Bomberos de la Comunidad de Madrid, el SUMMA, Protección Civil y cuatro patrullas de la Policía Local de Alcalá, que ha procedido a acordonar la zona para facilitar la asistencia sanitaria a los heridos.

El accidente ha provocado retrasos en las líneas C-7 y C-2 de Cercanías de la Comunidad, que pasan por la población de Alcalá de Henares, aunque no ha sido necesario establecer vías de transporte alternativo.