Si hay una fotografía mítica del franquismo es la detención de El Lute por la guardia civil. Eleuterio Sánchez Rodríguez nació en Salamanca el 15 de abril de 1942. Miembro de una saga de mercheros, adquirió notoriedad social al ser encarcelado durante dos años y tres días por haber cometido diversos robos. El 5 de mayo de 1965 se atracó una joyería en la calle Bravo Murillo de Madrid. Murió el vigilante de seguridad y se robaron 120.000 pesetas. El Lute fue condenado a la pena capital, conmutada por cadena perpetua. 

En la Nochevieja de 1970, estando en el penal del Puerto de Santa María consiguió fugarse. Estuvo escondido y fugado durante un gran periodo de tiempo, ayudado por su grupo social. Su búsqueda fue seguida con gran interés por la prensa, lo que acrecentó su fama, hasta que finalmente el 2 de junio de 1973 fue detenido de nuevo y no volvió a escapar. De esta fuga es la famosa fotografía. 

La inventiva de los memes no pudo perder la oportunidad de cambiar la cara de El Lute por la de Puigdemont. ¿Por qué? 

El 26 de marzo de 2018 Carles Puigdemont fue portada de toda la prensa nacional, tanto escrita como de internet. El motivo es que el día anterior había sido detenido en Alemania. 

El expresidente de la Generalitat fue detenido pasadas las 12 del mediodía mientras regresaba a Bruselas desde Finlandia, cuando ya se encontraba en territorio bávaro. Tras presumir de impunidad frente a la justicia europea, la euroorden de detención emitida el viernes concluyó con la detención del líder del independentismo catalán. 

Como todo el mundo sabe no se consiguió la extradición de Alemania, lo soltaron y, desde entonces sigue viviendo a sus anchas en Waterloo, ahí donde Napoleón perdió una batalla y la guerra.