El asunto del infame excura de Lemona, Miguel Azpeitia, que justificaba abiertamente el terrorismo etarra, sigue trayendo cola. El obispo de Bilbao, Monseñor Iceta, le suspendió de sus funciones. Pero ha salido en defensa de Azpeitia la "Coordinadora de sacerdotes de Euskal Herria", una asociación de curas, próxima a Batasuna y a la Teología de la Liberación.

Esta asociación de curas proetarras, es minoritaria, dado que representa a menos del 10 por cien de los curas vascos, pero son muy activistas y llevan muchos años apoyando a ETA sin ninguna consecuencia penal, y sin ser expulsados por los respectivos obispados.

Esta "coordinadora" se ha solidarizado con Azpeitia y ha dicho en un comunicado que el cura Lemona ha expresado un punto de vista legítimo que comparte una amplia parte de la sociedad vasca, que la violencia etarra fue un "alzamiento" debido a la violación por el Estado español de los derechos fundamentales de los vascos.

Acusan a la Iglesia de "querer imponer un relato único lleno de intereses" y dicen que "nos oponemos con toda firmeza a semejante manipulación de la historia que pretende imponer una lectura parcial que quiere ser única e indiscutible mientras se judicializa y persigue la contraria" (No, no se refieren a las leyes de "memoria histórica", sino al terrorismo etarra).

Claro que es la misma asociación que ya en 2002 decía que "el camino violento es un mal menor integrable en el proceso de liberación". En 2019 denunciaron "los continuados abusos y la violencia del Gobierno español en Cataluña" y defendieron también a los proetarras agresores de guardias civiles en Alsasua.

Si está escrito que el único pecado que no se perdonará será el cometido contra el Espíritu Santo, estos sacerdotes deberían temblar al pensar en el juicio de Dios que deberán afrontar un día, si no se arrepienten. En cualquier caso, queda bien clara la degeneración total a la que han llegado algunos sectores de la Iglesia española y en concreto, vasca.

¿Que les pasará, penalmente hablando, a estos curas por su defensa descarada del terrorismo etarra?. Fácil es la respuesta: nada. ¿Cómo iba a ser de otro modo con un gobierno comunista, en el que están sus amigos de Podemos?...y cuando Otegui dice estos mismos días que tienen una relación muy buena y fluida, no solo con Podemos, sino con el PSOE, cuyos Presupuestos Generales, van a apoyar.

Eso sí, el gobierno sociocomunista no dudó en su momento en ocupar con la Guardia Civil el Valle de los Caídos, reteniendo a los monjes por la fuerza, y estando a punto de detener al Padre Cantera, después de injuriarle públicamente e intenta acabar con cualquier Misa en sufragio por los caídos de la Guerra Civil, aunque sean de ambos bandos. Pobre España.