Y se difunde en forma de epístola, internet, compatriota canario, anónimo, solicitando ayuda al resto de españoles. Desolado y desolador aullido de auxilio. Y nos avisa que, bajo el planificado pretexto de la inmigración masiva y descontrolada, se encuentra en marcha un vasto y calculadísimo plan militar, diplomático y económico contra el pasivo y "tolerante" pueblo español. Y su indolente gobierno. Y describe el objetivo final del reino alauí: extender su soberanía a los territorios nacionales de Canarias, Ceuta y Melilla. Y perder definitivamente tres tierras patrias, como tal como se disuelven las lágrimas en la lluvia.

Fases del calculado plan militar, diplomático y político

Y escribe. "Esta celada o ardid tiene ocultas y siniestras fases. La primera ha sido el apropiarse de las aguas territoriales canarias y ante este hecho el Gobierno español no ha realizado ninguna gestión diplomática en aras a restablecer la legalidad existente con anterioridad.

La segunda fase está en marcha y se trata de trasladar al archipiélago Canario, a un enorme número de marroquíes en perfectas condiciones físicas y en edad militar, es decir entre 18 y 30 años. Éstos son aquellos que llegan a las islas como inmigrantes ilegales y que no pueden ser devueltos a su tierra originaria debido a la pandemia. En el decurso de este año han llegado 24.000 hombres jóvenes y fuertes. El flujo migratorio es incesante y la llegada sigue siendo masiva".

De quintas columnas y gobiernos genuflexos 

Y añade. "Se pretende que este número de personas ascienda al dígito más elevado, hipotéticamente 50.000 hombres. A los que se sumarían los marroquíes ya asentados en las islas. Estas personas serían la quinta columna que actuaría militarmente, desde el interior del territorio español.

Nuestro genuflexo gobierno los está alojando en hoteles de lujo para no incomodar al gobierno marroquí. A todos estos miles de marroquíes, se podrían agregar musulmanes de otras nacionalidades también residentes en el territorio canario.

Según el criterio de la Cruz Roja, tenemos la obligación social y derechos humanos de acoger en su tierra a los refugiados y dar de comer a los hambrientos. Este punto constituye el elemento psicológico de la emotividad y trata de hacer ver a la población que los recién llegados, exclusivamente, huyen del hambre, la pobreza y las guerras fratricidas, pero conscientes de la "manipulación". Por la (falsa) caridad entra la peste, decían las abuelas, sabias, agrego.

El Moñas, ¿traidor a España?

Los miembros del CNI son sabedores de absolutamente todo lo que ocurre en Canarias. Sin embargo, Pablo Iglesias ha colocado a sus colaboradores en este organismo para entorpecer y "obstaculizar" sus actividades en defensa de España. Desde que miembros del partido Podemos han formado parte del Gobierno español, su forma de obrar se ha orientado a "debilitar" y mermar los fondos que el Estado Español destina a nuestro Ejército.

Otro punto que esclarece el comportamiento alevoso y "traidor" de Pablo Iglesias es su solicitud para que la Legión Española sea disuelta. Es decir, el cuerpo castrense más efectivo, entrenado y capacitado para una intervención bélica, se exige que desaparezca por el requerimiento de Pablo Iglesias. El mencionado vicepresidente del Gobierno español se ha entrevistado en diversas oportunidades con el rey de Marruecos.

Uno de estos encuentros tuvo lugar en un palacio de su propiedad en las inmediaciones de París. Todos los datos aportados indican que Pablo Iglesias ha cometido un delito de lesa traición a España utilizando su puesto gubernativo y obra en connivencia con el gobierno de Marruecos para "debilitar" al Estado Español. Paralelamente, el gobierno de Marruecos ha conformado un formidable ejército y lo ha dotado de un armamento moderno, sofisticado y letal.

Formidable ejército marroquí, tan cerca de Canarias

El gobierno de Marruecos ha firmado pactos diplomáticos con el gobierno francés con la voluntad de que apoye sus designios de ampliación de su soberanía territorial. También ha rubricado pactos de naturaleza económica para extraer las riquezas que hay en las aguas territoriales canarias de las que se ha apropiado.

Ahora mismo ha tenido lugar, en la frontera entre Marruecos y Mauritania, un enfrentamiento bélico con miembros del Ejército saharaui. Esta pugna otorga al gobierno de Marruecos la posibilidad de concentrar a un enorme número de militares en este punto geográfico que, curiosamente, está emplazado en las cercanías de las islas orientales canarias...En síntesis, éstas son las directrices marroquíes".

Y alcancen ustedes, apreciados lectores de ECDE, sus propias conclusiones. En fin.