La Dirección General de Tráfico (DGT) ha dejado de enviar las etiquetas ambientales que califican a los coches según sus emisiones, por lo que los conductores que las quieran obtener deberán acudir a una oficina de correos y pagar un modélico precio de cinco euros.

 

Cabe destacar que no es obligatoria llevarla, pero la pegatina ya ha sido enviada de forma gratuita a 4,3 millones de conductores desde el año 2016 que se puso en marcha esta iniciativa, tal como relata ‘Voz Pópuli’.

Por tanto, esto significa que más de 14 millones de conductores han dejado de recibir esta pegatina de forma gratuita. Para poder conseguir esta etiqueta, el conductor deberá dirigirse a su oficina de Correos más cercana con el permiso de circulación del vehículo y pagar la cantidad mencionada anteriormente.

Según relata, no haber recibido esta pegatina «no es discriminatorio», ya que no está recogido en ninguna ley el deber de obtenerla y son los ayuntamientos los que tienen esa competencia para casos concretos, como puede ser la limitación de la circulación a los coches más contaminantes en episodios de alta polución.

Un portavoz de Tráfico ha relatado que «el envío de las primeras etiquetas se debió a una labor de conocimiento de las mismas y de las clasificaciones que conllevan, así como a que hubiera una única clasificación de los vehículos menos contaminantes». No obstante, el distintivo facilita la rápida identificación visual del coche y por eso mismo, la DGT considera «recomendable» su colocación.

Diferentes etiquetas según las emisiones

 

Existen cuatro pegatinas diferentes según las emisiones que tenga tu vehículo. La etiqueta ‘0 emisiones’ corresponde a los coches eléctricos, híbridos enchufables de una autonomía mínima de 50 kilómetros con cero emisiones y de pila de combustible.

La etiqueta ‘ECO’ está reservada a los híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 kilómetros, híbridos no enchufables, de Gas Natural (GNC), Gas licuado del petróleo (GLP) y de gasolina con niveles Euro 4,5 o 6.

La pegatina 'C' es para todos los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014, así como aquellos de más de ocho plazas y pesados, tanto de gasolina como de diésel, matriculados desde 2014.

Finalmente, el distintivo 'B' es para turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2000 y de diésel a partir de enero de 2006, así como los de más de ocho plazas y pesados tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005.