Oigo que los cristianos deberíamos estar unidos y que es absurdo el estar divididos. Estoy totalmente de acuerdo y eso lo llevo apoyando desde hace bastante tiempo pero para haber una unidad real debe haber voluntad y eso no se si hay tanta por parte de las otras facciones que se dicen cristianas.

Ante todo esa unión debería llevarse a cabo sin tener que renunciar tanto la Iglesia católica como nosotros sus fieles seguidores a nuestra identidad como católicos practicantes que somos. Renunciar para intentar agradar y con ello atraer a las otras facciones ''erradas'' cristianas como se está haciendo en general para con el desnortado pueblo actual no es el camino a seguir.
Son esas mismas facciones las que rechazaron en su día el seguir dentro del seno de la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana por razones absurdas teológicas y por no querer ver como representante de la Iglesia de Dios en la Tierra al Papa de Roma, no los católicos, luego son ellos los que tienen que recapacitar, reconocer sus errores para poder después regresar a nosotros. La puerta sigue abierta para ellas pero se deben respetar unas ''condiciones sagradas'' para poder entrar.

Y es que tanto la secta luterana como la Iglesia Ortodoxa no tienen por único jefe espiritual al Papa de Roma, luego, ¿cómo se puede conseguir una verdadera unión si no obedecen ni reconocen al Papa como la única cabeza de la Iglesia de Dios en el mundo?. Primero que se sometan al Papa de Roma y los luteranos abandonen sus herejías y luego se puede hablar de unidad resucitando de paso la Cristiandad.

Resumiendo. En fin, repito que sueño con un mundo en el que todos los cristianos estemos unidos alrededor de la religión verdadera y de su Santa Iglesia Católica. Un mundo unido bajo el signo de la cruz católica la única religión ofrecida a la humanidad por Cristo-Dios para poder llevar a buen puerto y definitivamente la idea del imperio universal cristiano. Sólo hay un Dios, luego sólo debe haber una religión en el mundo y esa no puede ser otra que la única creada precisamente por Él.