Los electrodomésticos y maquinaria en general nos han permitido un cambio radical en nuestras vidas, viviendas y edificios. Las ventajas que nos ofrecen son infinitas y han supuesto una mejora en la calidad de vida de la sociedad gracias a su comodidad y eficiencia.

Ascensor

Entre todas esas máquinas que nos han mejorado la vida el ascensor destaca especialmente. Ha permitido que podamos construir edificios más altos y movernos por ellos sin esfuerzo, haciendo que mucha más gente pueda vivir en menos espacio.

El ascensor es una parte muy importante de todos los edificios y viviendas. Su parte más importante es el motor, y podemos verlos por ejemplo desde https://ceginnova.com/productos/gearless-series.html, sabiendo que los motores “gearless” para ascensores son un ahorro en mantenimiento y consumo eléctrico de la instalación.

Ya es impensable construir ni siquiera un pequeño bloque de edificios sin ascensor, por lo que ahora la importancia está en la eficiencia del mismo. Estos motores ofrecen el mejor rendimiento, ya que no suponen un gasto continuo para la comunidad de propietarios.

Otra de sus grandes ventajas es que son silenciosos, con lo cual se reducen muchísimo las molestias que los propietarios que tienen un ascensor o su motor cerca sufren con modelos de ascensor con motores antiguos e ineficientes que molestan e incluso despiertan a los vecinos.

El consumo es muy bajo, por lo que se nota claramente un descenso en el gasto que la comunidad tiene que hacer, lo cual permite destinar ese dinero a otros asuntos sin tener que hacer derramas específicas, ahorrando dinero cada mes en la factura.

Estos motores, que han mejorado enormemente a sus predecesores, ya no tienen el problema que existía antes de pérdida de aceite y que tanta suciedad y problemas provocaba, estableciendo también suponen un salto cualitativo en este aspecto.

Tienen además la mayor variedad de motores del mercado, pero es muy importante que aún así se pueden fabricar a medida si no encuentras ninguno que se adapte bien a tu edificio, según el  tipo de instalación de la que se trate.

Lavavajillas

Otro avance tecnológico muy productivo ha sido el lavavajillas, cuya implantación en nuestros hogares en la última década ha crecido hasta el punto de que ya no se encuentran muchas casas sin él, y además todas las cocinas de nueva construcción preven un hueco para él.

Es fácil encontrar el mejor lavavajillas calidad precio del mercado, que nos supone un gran ahorro en este tipo de electrodomésticos y hace que tengamos la tranquilidad de encontrar un gran funcionamiento a un precio asequible.

Podremos desde aquí además buscar el tipo de lavavajillas que queramos. Por ejemplo, si priorizamos el precio encontraremos la opción más barata. Si, sin embargo, lo que queremos es buscar el mejor, sin importarnos el precio, también veremos aquí la mejor opción.

A la hora de comprar un lavavajillas debemos fijarnos en muchos aspectos, como el espacio que tenemos para la instalación, la capacidad de carga, la cantidad de programas que tiene o los extras. Todo ello deberemos elegirnos según el uso que le demos.

Por ejemplo, no será lo mismo el uso que le dé a su lavavajillas una persona soltera que una familia numerosa, ni será igual el programa que utilice quien deja la vajilla prácticamente limpia que quien casi ni los moja antes de meterlos.

Son muchas cosas a tener en cuenta, pero lo principal es encontrar una excelente relación entre calidad y precio, ya que esa suele ser la opción que más familias eligen y que permite gastar menos en una máquina de garantías.

Lavadora

La lavadora es otro de esos electrodomésticos que han provocado un gran cambio en nuestras vidas.  Tener la ventaja de lavar una gran cantidad de ropa en un rato, sin esfuerzo y sin tener que salir de casa es algo que hace unas décadas era impensable en nuestro país.

Desde que comenzaron a utilizarse su mejora continua ha hecho que sean enormemente eficientes y que su capacidad de carga permita lavar la ropa de toda la semana en algunas familias. Hay incluso lavadoras que incorporan función secadora, otra ventaja a su función clásica.

Suelen contar con multitud de programas (aunque haya quien solo sepa usar uno) en función del tipo de ropa que se está lavando, del tipo de agua o de detergente que se use. Sacarle el máximo partido es una gran manera de cuidar nuestra ropa y ahorrar en ese gasto.

En la cocina

El horno eléctrico ha sustituido a los antiguos hornos de leña, mejorándolos en la rapidez con la que calientan y en seguridad, ya que tanto ellos como la vitrocerámica nos permiten cocinar sin tener que usar gas para ello.

La vitrocerámica además aporta la ventaja de que su limpieza es facilísima, sobre todo si la comparamos con la limpieza de los fogones de gas, que suponía emplear mucho tiempo en ella por su desmontaje y la cantidad de recovecos que poseen.

También el microondas nos ha permitido un cambio en la cocina. La inmediatez con la que calienta es especialmente útil cuando llegamos de trabajar y ya tenemos la comida hecha o cuando simplemente queremos calentarnos una taza de leche o té.

Suponen una gran inversión a la hora de equipar la cocina, por lo que es importante buscar las mejores opciones y tratar de encontrar ofertas que nos permitan ahorrar dinero en su compra. Una buena manera de hacerlo puede ser comprar los tres a la vez, recibiendo un descuento por ello.

Aun así, sigue existiendo gente que prefiere el sabor de la comida hecha en gas, por lo que siguen usando fogones de gas, con lo que priorizan esa supuesta diferencia de sabor sobre la comodidad. Los hay incluso que instalan un horno de leña en su jardín.

 

En definitiva, nuestras viviendas han cambiado mucho con los avances tecnológicos del último siglo, y nuestra vida lo ha hecho en paralelo. Esos aparatos siguen evolucionando cada día y al comprarlos debemos tener en cuenta muchos factores para elegir la mejor opción.