Los magistrados de la Sala Penal del Tribunal Supremo han acordado por unanimidad que la Audiencia Nacional celebre un nuevo juicio contra el ex etarra Arnaldo Otegi, pero en cualquier caso sirva lo que tenía escrito al respecto sobre como gran parte de la izquierda española defiende a Otegui como uno de los suyos.

Que mal les ha sentado. Justo en el momento que Otegui parecía revestirse con la elegante etiqueta de facilitador de la " gobernabilidad" y de los Presupuestos llega el Tribunal Supremo y le recuerda su pasado empapado en sangre humana, como terrorista de ETA. Y encima fue como respuesta a una demanda de VOX.

Los que peor se lo han tomado son sus amigos podemitas. El Coletas, embarcado desde hace tiempo, en una enloquecida apología de Otegui y de Bildu, ya ha declarado que el nuevo juicio es una venganza de la derecha judicial por el hecho de que el Gobierno haya escogido como socio a Bildu.

Una tal Isa, no se qué, dirigente de Podemos ha vociferado también contra los jueces. En Podemos y su parásito, Izquierda Unida, han clamado contra el "golpismo judicial" y por supuesto lo mismo ha hecho ERC y su portavoz Rufián (Dios tiene sentido del humor con los apellidos de algunos, como Rufián, Monedero o el mismo Iglesias). Un Podemos convertido ya, en poco más que el "comando Madrid" de Bildu. Una plataforma "española" de apoyo al mundo proetarra y una izquierda separatista catalana golpista y cutre.

Han ardido de cabreo los tuiters de los dirigentes podemitas, batasunos y golpistas catalanes. Que Justicia tan fascista, mira que considerar que Otegui es más peligroso que los militares de los manifiestos!. Le han llovido los insultos a Marchena a quien ya odiaban por su condición de, bestia negra del golpismo catalán.

También han llegado sonidos de rabia de los medios de izquierda radical, los mismos medios que nunca han llorado a las víctimas de ETA.

Eso sí, tampoco nos precipitemos en la alegría los patriotas, ya que aunque Otegui y otros dirigentes habituales del mundo etarra vuelvan a ser condenados, no volverán a la cárcel, pero es cierto, que entre lo que tarde el juicio y las imágenes de televisión del mismo, la imagen de Bildu vuelve a quedar asociada a ETA, con lo que ello conlleva para el gobierno.

Es una "pequeña victoria", como ha expresado VOX, pero algo es algo en estos momentos difíciles.