¿Defender a semejante purria, españoles culocagados, paranoicos vagos intelectuales, gallinas con diarrea, covidicios hipocondriacos y, por ende, defender la unidad patria? ¿A literales desalmados que, a pesar de haberse triplemente timovacunado, dizque haber pasado la "enfermedad" varias veces tras haberse metido de continuo un palitroque por la napia, quemarse las manos cientos de veces con gel hidro-alcohólico y no haberse quitado nunca el puto bozal, continuaban perseverando en las mismas medidas que le estaban enfermando una y otra vez? ¿Compatriotas de semejantes trastornados (trastorno obsesivo compulsivo, agorafobia, des-realización, hipocondría, oligofrenia …, o todo en uno)? ¿Aceptar a dócil gentuza con psicosis autodestructiva, pánico agorafóbico mediante, que pretenden, indignados, imponer sus bragas sucias en la mui a los que están perfectamente sanos precisamente por desobedecer en todo momento? Pues va a ser que no.

Españoles, la inmensísima mayoría, esclavos del NOM

Todos sabemos, venga vale, casi todos, pues eso, casi todo sabemos que el bozal no ha sido nunca una medida sanitaria, sino un estudiadísimo símbolo político sin el cual no hubiese existido nunca la inexistente pandemia.

Fue, ha sido y es, solo - repito SOLO - un humillante símbolo satánico de sometimiento, de fractura y enfrentamiento social, de tortura y castigo y de claudicación, que ha convertido a gran parte de los "heroícos" españoles en una rebañiega e informe masa de neo-esclavos, seres sin instinto ni razón, sin alma y sin moral. Además de haberse convertido todo ello, en todas las siniestras y genocidas administraciones, en un abyecto y megacorrupto y gansteril negociete.

PLANDEMIA, experimento de control, social y mental

Plandemia, alucinante experimento totalitario de completa restricción de derechos y libertades basado, esencialmente, en tres despóticas imposiciones: secuestros domiciliarios, bozales y kakunas. Contrariamente a lo defendido por el repugnante contubernio político-mediático-farmacéutico, ninguna de las medidas, obvio, deviene eficaz. Todas - repito TODAS - sin embargo, han originado consecuencias no deseadas para las innegociables libertad y, claro, salud.

Españoles,  entre el dodotis sucio y  la ignorancia, el borreguismo y la obediencia ciega, ad calendas graecas, intuyo. Los sádicos y maquiavélicos yonquirulos del Poder sí han podido extraer lecciones a su costa: han aprendido que si se logra asustar lo suficiente, la humanidad es capaz de aceptar cualquier yugo, incluso sacrificando la salud de sus propios hijos y aceptar mansamente que nuestros mayores sean asesinados, solos y abandonados.

Por ello, cuando arribe, si llega, el nuevo totalitarismo ya no podremos culpar a los tiranos terroristas de Estado, sino a la sociedad enferma y pusilánime, sumisa y medrosa que se ha creado y que los recibirá como salvadores, intuyo, otra vez, con los brazos abiertos, aplaudiendo, vivaqueando, a las ocho de la tarde.

Liberticidio, deshumanización, esclavitud, salud K.O., pelotazos

Nuestro planeta transformado, definitivamente, en un inmenso e invivible campo de concentración. Seres humanos, la inmensísima mayoría, más allá de episódicas diferencias (étnicas, raciales, religiosas, ideológicas...), idénticos: carecen ya de alma. La timovacuna, acelerón. Experimentos de sumisión. Y de genocidio.

Con sociedades ferozmente disciplinarias, “perfeccionando” foucaultianas microfísicas del poder. Campo de concentración, claro. O colosal prisión al aire libre. El mundo deviniendo, también, obvio, quirófano y manicomio, calabozo policial y cuartel militar.  Cual faraón esclavizó a Israel, ahora chusma satánica esclaviza a la entera humanidad. Bozal, clave en este principio del fin. Covid: Divoc, pues

Más significados del puto bozal

Inútil y letal para la salud. Mascarillas asesinas. Intencionado ataque a nuestra salud, física y mental. Les he hablado de ello en infinidad de ocasiones del asunto. El bozal SIEMPRE - repito, SIEMPRE - fue otra cosa. Nada sanitario. Antisanitario, claro. Las mascarillas o barbijos o tapabocas o, mejor, bozales, en suma, no protegen de los fantasmales coronavirus (solo proporciona, ese el drama, una falsa y paranoica sensación de seguridad en el embozalado). Los mafiosos "expertos" rebuznaron y rebuznan y rebuznarán que llevar un trapo tapándote la boca para impedirte respirar oxígeno saludable y respirar a cambio dióxido de carbono insalubre deviene “razonable”. Mala gente, sin más. Su pretensión, muy diferente. Control mental. Y control de todo tipo.

Aparte del formidable y colosal negociete (que incluyen fraudulentos test, termómetros, guantes, geles y otros muchos productos unidos a las timovacunas y deletéreos fármacos) de los conseguidores Luceño, Medina e infinitos pa las sacas de TODOS los partidos mandarines, hay que amortizar la “inversión”, recordemos grandes metas del puto trapo en la boca: aislarte, incomunicarte, segregarte, discriminarte, alejarte, apartarte, discriminarte, deshumanizarte (medio rostro deviene fatalmente inhumano: somos rostro, memento Emmanuel Lévinas). El otro como enemigo, pues.

Bozal esclavo

Por supuesto, aterrorizarte. Con tu inducido, irracional y delirante pánico, tu dodotis más lleno de mierda (aunque crea estar "protegido ", devienes solo esquizo total). Con tus bragas sucias en la cara alguien te teme y se protege o alguien quiere “protegerte” porque tiene miedo de trasmitirte algo maligno con la eventualidad de que el mal se extienda. El pañal en la mui vigoriza, también, la falsa creencia de que existe un peligroso virus que es la causa de todo y que nadie asuma que puede haber otra causa o causas más genuinas y reales causante de la calandraca covidiana.

El bozal demuestra que eres un esclavo. Deja suficientemente, claro quién manda y quién obedece. Hasta se materializa la domesticación de masas incluso para aquellos que han buscado un certificado médico que les exima porque también se han sometido a la tiránica autoridad que tiene la potestad de liberarte de la máscara del horror.  Pusieron la brida a la  caballería. El diabólico Nuevo Orden Mundial no permite caballos libres y salvajes y desbocados.

Decir NO, siempre, ante la injusticia

El límite, en esta astracanada pangolínica, hubo que ponerlo desde el inicio. No me quedo en casa, no me pongo bozal, no me meto un puto palo por la tocha, no cumplo el toque de queda, me reúno con quien me salga del pitín y con cuanta más gente, mejor. Me salto las fronteras regionales, no le doy ni de coña a un madero mis datos personales por desobedecer las psicóticas normas que ilegalmente ejecuta. No cumplo nada de nada. De esa manera, algo se podría haber conseguido. Decir NO, sin más. Desobedecer órdenes, medidas y leyes injustas, un deber. Una necesidad. Ética y vital.

Pura simbología satánica, además, el bozal, desalmado ritual de iniciación, tal timovacunas. Un espanto para la salud física, mental, espiritual. 20 de abril en el Reino de Bozalia, sin bozal en ciertos interiores, otra “concesión” del Tirano. Les dejo la sobreabundante multitud de estudios que lo confirman. En exteriores e ¡¡¡ INTERIORES !!! puta y pura basura. En todos los sentidos.

Desobedecer TODAS las leyes injustas

Por supuesto, quien estas líneas garabatea jamás se ha puesto ni se pondrá un puto bozal en la boca. Y, desde luego, montando, sin exención de tipo alguno, en todos los medios de transporte. Y yo te pregunto, lector de El Correo de España, ¿qué harás cuando lo vuelvan a hacer obligatorio en interiores el próximo mes de octubre?

...Y a ver si te empapas de una puta vez, coño, y no seas avestruz: ley injusta que ha de ser de OBLIGADO INCUMPLIMIENTO no solo es la de Desmemoria Totalitaria, vulgo Memoria Democrática, son todas las leyes injustas, que, sin duda, son la mayoría de las aprobadas en Bozalistán. En fin.

47 ESTUDIOS SOBRE LA CONSTATADA INEFICACIA DE LOS BOZALES

 

BOZALES, INÚTILES Y MUY PELIGROSOS PARA LA SALUD FÍSICA Y PSICOLÓGICA

 

GRAVÍSIMOS EFECTOS ADVERSOS DEL USO DEL BOZAL