Todo se está cumpliendo, cual aciaga profecía. Ya les he hablado en varias ocasiones del documento del gobierno frances. O del político canadiense que filtró el horror que nos aguarda. Ambos milimétricamente coincidentes. Ni fueron ciertas la primera y segunda ola, ni lo es la tercera. Terrorismo. Político y mediático, marionetas de sus diabólicos amos, sin más.  Vamos, sin aparente remedio, hacia el abismo. Tiranía global tecnotrónica. La sanidad, su faz más despótica.

2020 mejor que 2021, 2021 mejor que 2022…

¿2020? Inmejorable año al lado de 2021. Y cada año será peor que el anterior. Los próximos planes, al servicio del plan del Gran Reinicio (Great Reset) delineados, preferentemente, por el Foro Económico Mundial en Davos y el Evento 201, ambos financiados e impulsados por la eugenésica Fundación Bill y Melinda Gates, cuya única y última meta es la absoluta modificación genética de la especie humana: hacia el transhumanismo. Y su paulatino exterminio: hacia la posthumanidad.

Proseguirá la tortura psicológica poblacional

Continuarán los bloqueos y confinamientos arbitrarios. Llegará la pobreza masiva. Debilitarán, más todavía, a la población. El cruel experimento militar de tortura psicológica no cesará.  Ya con palomas, Caja de Skinner mediante. Ya con ratas, Universo 25. O mixturando los experimentos de Solomon Asch sobre conformidad social con los de Stanley Milgram sobre pastueños sometimientos a la tiránica autoridad, proseguirán nuestra destrucción. Buscando, sobre todo, nuestra irremisible desesperación. Y nuestra definitiva capitulación. La Nueva Economía Mundial (sic) incluye, como nueva palabra divina, vacunación transgénica masiva, moneda digital y renta básica universales.

Si te vacunas o si aceptas su limosna, la chusma genocida te dejará “vivir”

Bloqueo tras bloqueo, muchísimos más estrictos que las prohibiciones de la primera y segunda fase de liberticidio consumado, 2021  nos irá conduciendo a un planificado - como todo - colapso económico internacional. Los gobiernos de todo el mundo ofrecerán a los ciudadanos una salida "atractiva" prometiendo eliminar todas las deudas personales (hipotecas, préstamos, tarjetas de crédito...). Bajo la amenaza de un colapso económico inminente, todos y cada uno de los préstamos serán condonados si el ciudadano accede a participar en el denominado “Programa de reinicio de la deuda mundial”, financiado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para obtener el “perdón” de todas las deudas, la gente deberá:

- Renunciar a la posesión de cualquier bien del que sean titulares, cediendo "voluntariamente" toda propiedad privada

- Aceptar la Renta Básica Universal

- Recibir inexcusablemente la vacuna covid-19 y del cercano covid-21

…Y a medida que se ejecuten en rebosante plétora los cierres y el despojo pecuniario, la peña podrá ir "recuperando" (descojonación) todas sus libertades anteriores (más descojonación) para poder viajar y reunirse en baretos, estadios y lugares públicos..., eso sí, siempre que se presente una identificación digital que demuestre que recibieron todas las vacunas obligatorias covid-19 y covid- 21, con sus actualizaciones constantes durante el resto de sus días de vida.

Hoja_ruta_gobierno_gabacho

Campos de concentración para disidentes

En Canadá ya se están instalando campos de concentración en todas las provincias y territorios para obligar a las personas a cumplir con los nuevos horrores. Cualquiera que se niegue a chutarse los matarratas transgénicos covid será despojado - más todavía - de su derecho a viajar libremente y será llevado - contra su voluntad, obvio - a campos de "aislamiento" o “monitoreado” y puesto en arresto domiciliario hasta que acepte someterse. "Amenaza para la Salud Pública" o "Enemigo del Estado". El denunciante canadiense nos dejó suficientemente claro que no se tolerará bajo ningún concepto a los resistentes.

El político liberal canadiense citado reveló, también, que la identificación vacunera se denominará en Canadá HealthPass. Cada nación la bautizará como estime oportuno. Lo mismo que podrán denominar el campo de concentración (seguramente de exterminio, según la "profecía" cinematográfica de Michael Bay, Inmune: pululando ya el covid-23,  nadie regresa de las QZone, Zonas de Cuarentena) como les salga del pollón: en la utilización de eufemismos para enmascarar el crimen masivo que se aproxima, ahí no, las soberanías nacionales no desmayarán.

Los milikitos de la criminal OTAN en las calles

Militarizaron labores civiles. Normalizaron lo anormal. En las ruedas de prensa gubernamentales de marzo, el funesto Jemad. Fumigando geriátricos. En los "rastreos". Transportando el matarratas de Pfizer. Filomeneando durante los pasados días...

...Para el tercer trimestre, julio seguramente, los distintos y títeres gobiernos desplegaran personal militar en las principales áreas metropolitanas y carreteras, creando  una suerte de checkpoints: puntos de control de todo tipo de movimientos y viajes. Por cualquier medio de locomoción utilizado…

O ellos, los genocidas. O tú

...O ellos, las genocidas élites y sus pluralísimos esbirros. O tú y los tuyos. Nos han declarado la guerra. Y ya que he recordado a mis poco queridos militares, les cito ahora para bien. Tercios españoles, siglo de oro. En el ineludible combate, tan solo una de estas dos opciones: o victoria o muerte. En fin.