Después de lo que vimos ayer en el Congreso y la postura que han adoptado los comunistas (ya no hay socialdemocracia) Don Pedro y Don Pablo, amigos " nacionales ( del PP y de  VOX) aquí ya está todo el pescado vendido
            ¡O ellos o nosotros!
            ¡De momento sin armas!
Así que ya pasó la hora de los discursos y las componendas. Estamos otra vez en 1936.
      Por tanto, hay que echarse a la calle y demostrarles a estos caballeros que no lo van a tener fácil, que la España Nacional no va a aceptar una Dictadura Comunista.
      ¿Cuántos votos pueden tener PP y VOX, aunque vayan por separado a las urnas? ¡10 millones! pues, todos a la calle, sin violencias, pero masivamente, diariamente, contundentemente... al menos, hasta que se den cuenta que ¡hasta aquí hemos llegado!
¿Seremos capaces de hacerlo?
     Pues, si no lo somos, a callar y sacar billete para Siberia.

     Pero, antes a las urnas. El 4-M puede ser un 18-J.