La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad del sistema nervioso central, caracterizada por una degeneración progresiva de las neuronas motoras en la corteza cerebral (neuronas motoras superiores), tronco del encéfalo y médula espinal (neuronas motoras inferiores). La consecuencia es una debilidad muscular que puede avanzar hasta la parálisis, extendiéndose de unas regiones corporales a otras. Amenaza la autonomía motora, la comunicación oral, la deglución y la respiración, aunque se mantienen intactos los sentidos, el intelecto y los músculos de los ojos. El paciente necesita cada vez más ayuda para realizar las actividades de la vida diaria, volviéndose más dependiente.
Fuente: adEla
 
 
Por Luis Ramos Ruiz
 
El sábado 14 de enero, el Club Deportivo Parque de Cataluña Torrejón de Ardoz, abrió sus puertas a un torneo mixto de pádel que tenía como fin, aportar un granito de arena en la lucha contra la ELA.
 
Un frio día en el que a través de la cuota de inscripción de las 20 parejas participantes y una rifa de productos aportados por patrocinadores, se consiguieron recaudar casi 1000 euros, que fueron entregados por Miguel Ángel Blanco, Presidente de nuestro maravilloso club, a Adriana Guevara, en representación de adEla, Asociación Española que lucha contra esta terrible enfermedad.
 
A dicho evento acudió el Ayuntamiento de la ciudad, con la mejor representación posible, personalizada en Jose Miguel Martín Criado y Rubén Martínez, Concejal de Deportes y Concejal de Bienestar, Cultura e Inmigración, respectivamente.
 
En el aspecto deportivo hay que destacar a Javier Pérez Acosta y Marta Cayuela, que ganaron en la final a la pareja formada por Dani Ramos y Ana Herranz y en el cuadro de consolación fueron Carlos Santaella y Ana Muinelo, los que contra pronóstico, ganaron a Maika Rincón y Juan Antonio Balsalobre.
 
Alicia, Maite, Depa y Alex, forman parte de la comisión de pádel de este club. Sin esa comisión, nada de esto hubiera sido posible. Es a su dedicación, a la que debemos el haberlo pasado bien, a la vez que pudimos contribuir a esta gran causa. De parte de todos, ¡Gracias!
 
También quiero acordarme de Patricia, Raúl y José. Ellos son los gerentes del Restaurante de nuestro club. Ese sitio donde algunos pasamos tantas horas y donde Tomás y Verónica, nos aguantan más de lo que debieran. Ellos se hicieron cargo de dar de comer a todos los participantes y acompañantes, así como de la cena de despedida que con la que se atendió a las autoridades, asociación, comisión, presidencia del club y todos los que se quisieron quedar.
 
Solo me falta animar a todo el mundo a realizar este tipo de eventos, que tanto ayudan a personas que lo necesitan, recordando que en cualquier momento, seguramente seremos nosotros los que estemos del ese lado.
¡Hasta la próxima!